7 secretos que harán que desconectes de verdad en tu viaje

Viajar, a donde sea, es placentero. Puedes recorrer lugares en los que no habías estado antes, descubrir nuevas culturas y aprender muchas cosas nuevas. Pero a veces parece que no viajamos porque no dejamos de estar pendiente en lo que dejamos. La atención plena no la vemos por ningún lado cuando viajamos. ¿De verdad desconectas cuando viajas?

Desconectar en el viaje

Apreciar cada momento para hacerlo único

Hay gente que viaja y se olvida de todo. Cruza la puerta con la mochila o la maleta y no se acuerda que tiene jefes, trabajo, casa o nada que lo amarre. Esas personas son muy pocas y no es fácil llegar a ser así.

Pero ¿Por qué hay que desconectar cuando viajamos?

Desconectar cuando viajamos es muy bueno para, paradójicamente, conectar de nuevo. Nos sirve para tener plena consciencia del lugar en el que nos encontramos, disfrutar mucho más y apreciar cada cosa.

Te pongo un ejemplo:

Salí de casa y viajé a Goa, en India. Cuando llegué miré el móvil para ver la ruta hacia el alojamiento. Luego me subí a un tuk-tuk, vi algo interesante en la calle y le hice una foto, la subí a Instagram y la compartí en Facebook y Twitter. Mis contactos comenzaron a comentar y yo respondía. Vi otras fotos de que me gustaban y cuando llegué al hotel pensé: “se me pasó volando el trayecto”.

Todo suena muy normal, excepto porque en ese momento no me fijé en el turbante del señor del tuk-tuk, no vi la vaca en medio de la calle, no supe cómo eran las casas ni me enteré los cinco semáforos que se pasó en rojo. Tampoco aprecié la brisa del mar ni la selva a los lados de la carretera.

No necesitaba viajar para estar atento al teléfono. Y no se trata sólo de teléfonos y redes sociales. Podría aplicarse a una guía de viajes o a un pensamiento en la oficina o en casa. Hay muchas cosas que nos mantienen con la mente lejos, sin prestar atención a lo que hacemos.

Y ¿cómo tener atención plena cuando viajamos? Aquí te presento 7 trucos o secretos que, seguro, si los aplicas, tendrás mejores recuerdos de tu viaje.
 



 

Trucos para desconectar en nuestros viajes

Guarda un recuerdo, no una fotografía

Me gusta la fotografía. Es una de las cosas que más aprecio. Hasta hace un tiempo cada cosa que veía y que me gustaba la fotografiaba. Meses después en casa me encontraba con una imagen vacía, sin contexto que no me decía nada.

Eso es porque me olvidé de lo que pasó antes y después.

Desde hace un tiempo dejé de hacer tantas fotografías para concentrarme en vivir en momento. Lo miro y me digo: “esto quiero recordarlo por siempre” y aunque una imagen ayude, la experiencia y la vivencia son únicas e inigualables. Mirar mi cámara, los ajustes y cómo había quedado la foto hacía que ya no estuviera en el lugar.

 

Usa el modo avión

He intentado viajar con un teléfono móvil viejo, de esos que sirven sólo para llamar con botones grandes. El resultado fue un tanto caótico. Necesité hacer reservas o planificar cosas que me resultaron imposibles sin el teléfono.

Pero esto no significa que tenga que estar con él todo el tiempo.

¿Cuál es el truco que me inventé?

Ponerlo en modo avión todo el tiempo y sacarlo solamente cuando lo necesito de verdad. Cuando tengo que buscar una dirección o me he perdido. Me permito estar con él poco tiempo por la noche en el alojamiento y lo vuelvo a desconectar.

Eso me permitió pasar más tiempo conmigo mismo y con Miri al tiempo que disfruté más lo que hice.

 

La mejor manera de disfrutar el presente es olvidándote de tu futuro. Clic para tuitear

 

Tócate los dedos

Así como lo lees. Estés donde estés, frente a un lago, una montaña o una plaza en medio de una ciudad. Detente un momento, cierra los ojos, junta el dedo corazón (o mayor) con el pulgar y sin mirarlos comienza a frotarlos léntamente. Siente ese suave roce y piensa en todo lo que siente tu cuerpo y que por lo general no prestas atención.

Luego de unos segundos abre los ojos y mira a tu alrededor. Trata de percibir cada una de las cosas que te rodean. Notarás cómo tu nivel de contacto con el entorno es mucho más profundo.

 

No hagas nada

Esta es una de las cosas que más me gustan. No es muy raro escuchar en los anuncios que te digan “Aprovecha tu tiempo libre y…” ¿Si es mi tiempo libre por qué tengo que llenarlo con cosas? ¿Dónde está mi minimalismo vital?

No hagas nada. Al menos por un rato, una tarde, un dia, no hagas nada. No corras por llegar a ese museo ni por estar a tal hora en tal lugar porque alguien te dice que es lo que se lleva y es trending topic en no sé qué red social. Disfruta del placer de nadear.

 

No pienses en volver

Es muy normal escuchar a gente que está viajando o disfrutando un momento de tranquilidad que dice: “Que pena da que mañana tendré que volver a casa y luego a trabajar”. Parece que en lugar de estar disfrutando el momento nos preocupamos por lo que vendrá.

La mejor manera de disfrutar el presente es olvidándote de tu futuro. Ese será un problema para la persona de mañana.

Si piensas en las cosas que no quieres hacer, en el trabajo, las tareas de casa, etc, ya lo estás haciendo. Disfruta y solo enfócate en el momento.

Desconectar en el viaje

Disfrutando con los renos en Escocia

 

Detente un momento

La última vez que viajé a París fui a los sitios típicos pero también me detuve a descansar y a observar a la gente como si fuese un local. Me fui hasta una plaza, me senté y no hice más que observar a las personas, a los pájaros y cómo se movían los árboles con el aire.

Lo recuerdo como un día precioso.

En ese viaje hice más cosas pero ¿Sabes qué? Ese momento es el que mejor lo recuerdo, cada detalle, cada momento, casi como si hubiese sido hace una semana.

 

Sal si quieres

parece que cuando viajamos estamos obligados a cumplir una serie de hitos y que si no los haces eres menos viajero o no se sabe para qué fuiste tan lejos. Creo que es un gran error. No estamos obligados a nada y mucho menos a hacer cosas simplemente porque hay que tacharlos en una lista.

Si estás en tu casa, hotel, hostal o lo que sea: te lo estás pasando bien y no quieres salir tienes que hacer una cosa: no salgas. El único sitio al que deberías ir es a aquel que te haga feliz y tenga significado para ti.

 



1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

3 Comentarios.

  1. amo los viajes por que definitivamente me desconecto de todo, es como ser feliz por un rato, volver a vivir todo y ver todo desde cero, deseo muy pronto viajar por largo tiempo ¡¡¡ y mas lugares de naturaleza es como estar en paz

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *