¿Es posible recorrer Islandia en una semana?

Viajar a Islandia

Cuando viajo a algún sitio siempre quiero aprovechar al máximo el tiempo y no me agrada tanto la idea de perderme cosas ni la de correr. Y por eso me preguntaba si es posible recorrer Islandia en una semana y la respuesta me sorprendió.

Antes de comenzar tu recorrido te aconsejo que alquiles un coche en el aeropuerto. Las carreteras son muy buenas y tranquilas. Puedes hacerlo directamente en esta web y lo tendrán listo cuando llegues al país.

Está claro que cuanto más tiempo pasamos en un lugar más podremos disfrutarlo. Podremos ver los rincones menos explorados con más días. Una semana en Islandia es una invitación a volver pronto, pero se pueden hacer un montón de cosas.

Islandia es un país maravilloso que tiene muchísimas cosas que ofrecer a sus visitantes, espectaculares paisajes naturales, actividades al aire libre, avistamiento de ballenas, excursiones a glaciares y muchísimas cosas más. Pero la pregunta que se hacen la mayoría de las personas que deciden viajar a este lugar con tanto encanto es la siguiente: ¿Es posible recorrer y conocer Islandia en una semana?

Mira también: Estos son los mejores alojamiento en Reykjavik.

Islandia es sin dudas un país deslumbrante en toda la extensión de la palabra. Más allá de conocerla como La Tierra del Hielo y del Fuego, esta pequeña piedra de lava en el extremo noroccidental de Europa, puede presumir de contar con la población más alegre de entre los países escandinavos, por lo que aparte de los paisajes de otro planeta y de las actividades que este  hermoso país te ofrece, también podrás disfrutar de las noches más animadas del círculo ártico.

Islandia, es una isla pequeña pero con muchas cosas por hacer.

Hay muchas razones para visitar Islandia, pero si lo que dispones de tiempo para conocerla y disfrutarla es apenas una semana. Aquí te proponemos un plan, para que en seis días, puedas llevarte una ración completa de todo lo maravilloso que tiene para ofrecerte este país.

Día 1. Reykjavik

Reykjavik es la capital más septentrional de Europa, es un pequeño y precioso pueblecito de 120.000 habitantes. Si cuentas con tan sólo una semana, es la mejor base de operaciones para conocer la parte occidental de la isla.

La ciudad puede conocerse en un día pero para que vayas con tranquilidad, puedes dedicarle dos días, y así no tendrás la sensación de que te has perdido de algo. El centro histórico se recorre fácilmente y tiene un aire vibrante.

El puerto viejo, la residencia del Primer Ministro o el Parlamento, son pequeños lugares para tomarle el pulso a la ciudad.

Fuera del centro (que en Reykjavik no son más de cinco minutos a pie) no te puedes perder de conocer la Catedral de Hallgrimoirkja, la cual domina toda la ciudad, la original estatua del Viajero del Pol y el Centro Cultural Harpa, abierto desde 2011 y símbolo de la nueva Islandia.

Reykjavik cuenta con la vida nocturna más animada del norte de Europa. Para descubrir los mejores bares y discotecas puedes preguntarle a los locales, también puedes informarte en el hotel donde te hospedas, y de seguro ellos te dirán cuales son los mejores sitios que puedes visitar para pasarlo genial.

Día 2. Reykjavik (Segunda parte)

Después de haber pasado una noche movida, Reykjavik es la mejor para disfrutar de un día relajado. Laugavegur, su gran vía particular es ideal para un primer paseo, para tomar un reconfortante desayuno, y como punto de partida para ver el resto de la ciudad. Si este día coincide con el Domingo, puedes darte una vuelta por el mercadillo de Kolaportio, cercano a la  zona del puerto. Podrás degustar de alguna comida típica de la isla o comprar un souvenir.

Visitar el Círculo Dorado de Islandia

Recorriendo lagos en Islandia

Si no tienes mucho tiempo puedes hacer un recorrido a pie por la ciudad con un local que te cuente todo. Es una de las mejores opciones para conocer en profundidad el lugar.

El día se puede complementar, con un paseo por el lago urbano de Reykjavikrutjörn o al Museo Nacional de Islandia. Los distintos grafitis que decoran algunos rincones de las calles de Reykjavik, nos deja intuir que la ciudad cuenta con una importante comunidad artística urbana.

La esencia de un país es su gente y su cultura.

Día 3. Circulo Dorado (Golden Circle)

Alquila un coche y prepárate para la aventura. Podrás visitar la isla a tu ritmo y esta es una manera muy económica de hacerlo. La primera cita en tu aventura es el Círculo Dorado.

Si no te atreves a alquilar un coche o tienes menos tiempo puedes hacer un recorrido de un día con un guía local por el Golden Circle.

A menos de una hora de Reykjavik esta ruta circular acoge las estampas más típicas de la isla. Puedes organizar tu ruta en base a los cuatro puntos:

Thingvellir

Sede del primer Parlamento Islandés en el siglo X, y lugar donde se encuentran o separan las placas norteamericana y euroasiática.

Geysir

El géiser más famoso del mundo y su hermano más pequeño, pero mucho más activo, Strokkur.

Strokkur

Este géiser dispara cada 4-5 minutos, por lo que tienes un cien por ciento de posibilidades de disfrutar del espectáculo, y hasta de tomarte fotografías maravillosas en el lugar, mientras ocurre la erupción de agua.

Gullfoss o Cascada Dorada

Las cascadas son sin dudas, las protagonistas por todo el oeste de Islandia, y con razón, la sensación al verlas es única, y Gullfoss, es espectacular, al viajar a Islandia no puedes perderte esta maravilla de la naturaleza.

Viajar a Islandia

Los famosos caballos islandeses

Por último vuelve a Reykjavik por otra ruta, y visita el Cráter de Kerid, está totalmente fuera del círculo turístico, pero sus aguas turquesas, son algo tan maravilloso que no puede dejarlo de conocer.

Día 4. Península de Snaefellnes

Conocida como “La Nariz de Islandia”, es perfecta para conocer en profundidad y en pocos kilómetros lo que es Islandia. A 171 kilómetros al norte de Reykjavik, el pequeño pueblo portuario de Stykkishölmur, con su Faro, su estrambótica Iglesia Helgafell, su montaña de los tres deseos, es el punto ideal de partida para descubrir la península en la que según Julio Verne, se encuentra el Volcán que le llevará al centro de la Tierra.

Luego puedes seguir camino hasta llegar a los otros puntos que son Kikjufell, Snaefellsnesjökul y el último Arnarstapi.

Islandia, tierra que ha servido de inspiración a reconocidos escritores en sus obras.

Día 5. El Suroeste de Islandia

La costa suroccidental de Islandia fue conocida en el mundo entero gracias a que el volcán Eyjafjallalajökul (te desafío a que lo digas sin atragantarte), paralizó el espacio aéreo Europeo durante su erupción en el año 2.010. Es precisamente la incansable actividad volcánica de la zona lo que ha provocado que aquí se encuentren los pasajes más impactantes de toda la isla.

La cascada más impresionante de Islandia, Skogafoss, se ubica en esta parte  de la isla. Al llegar allí no dejes de subir la escalinata para obtener la mejor vista del lugar, y contemplar el arco iris que genera esta maravillosa caída de agua.

Otro lugar que te asombrará al recorrer Islandia, es la Playa negra de Reysnisfjar. La arena negra y las estructuras basálticas de la zona componen una de las imágenes de Islandia que recordarás por siempre.

Islandia, un lugar simplemente inolvidable.

Otra de las cosas que no debes dejar de hacer si eres un valiente y verdadero aventurero, es escalar el glaciar Solheimajökull, debo decirte que es algo peligroso, por lo que debes hacerlo  sólo con guías profesionales. Para este recorrido, te recomiendo que reserves de antemano una excursión, ya que ellos te proveerán de la asistencia y del equipo necesario para realizar esta actividad.

Día 6. Blue Lagoon (La laguna azul)

Tras cinco días intensos de recorrer Islandia, nada mejor que un baño relajante en la Laguna Azul (Blue Lagoon). Es lo más turístico que hay en Islandia, y es el broche perfecto para un intenso viaje por el país.

La Blue Lagoon está muy cercana al Aeropuerto Internacional de Keflavik, por lo que puedes perfectamente dejar la visita para tus últimas horas en Islandia. Desde aquí vas al aeropuerto, dejas el coche aparcado y vuelas de regreso a casa.

Para ir a la Blue Lagoon te recomiendo que reserves con antelación por internet, ya que es la atracción más concurrida de la isla.

Como puedes ver, si es posible conocer esta hermosa y mágica isla en una semana, así que no esperes más, ven a disfrutar de todo lo maravilloso que te ofrece esta espectacular  Tierra de Hielo y Fuego.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

7 Comentarios.

  1. Me encanto el blog. solo una pregunta. Todos los dias dormias en la capital o no?
    gracias, saludos desde Mexico

    1. En un viaje corto que hice sí. Si vas a viajar alrededor del país no puedes dormir en la capital porque tardas mucho en ir y volver.

      Un saludo Gustavo

  2. Y que pasa, si el dia que agendaste un tour para ver las auroras boreales, no pasa nada, puedes intentar otro dia sin qu esto te genere mas gastos?

    1. Cada empresa tiene su política de reserva asi que te recomiendo consultar con ellos antes. Aunque no creo que te devuelvan el dinero porque está sujeto a clima, aunque sé de algún caso que lo invitaron a hacer de nuevo el tour

      un saludo

  3. Muy buena info! Que lugares consideras qie no debemos perdernos en una ruta de 6-7 dias? Sin contar El circulo de oro, Reikavik, Blue lagoon, las playas cerca de Vik y las cataratas..

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *