Cómo llegar a la cascada de Gullfoss

Cómo llegar a la cascada Gullfoss en Islandia

Mejor ir en primavera y verano

Islandia es muy famosa por sus impresionantes paisajes volcánicos áridos y oscuros, preciosas cascadas y aguas termales. Una de las cascadas más grandes e impresionantes es Gullfoss. Si visitas Islandia y puedes llegar a la cascada Gullfoss en primavera será un plan perfecto.

Aunque no hay nada que envidiar al verano en Islandia, en primavera en la cascada de Gullfoss puedes ver un mayor volumen de agua, y podrás ver varias esculturas de hielo creadas por la naturaleza a los lados.

Llegar a esta cascada es bastante sencillo. Se encuentra aproximadamente a 100 km de Reykjavik, 1 hora y 30 minutos de viaje en coche. Pero, si no alquilaste un coche puedes tomar un tour ofrecido por alguna de las varias agencias en Reykjavik. Los hay en todos los idiomas, pero tal vez el más recomendable es el que se hace en español.

Historia de la cascada Gullfoss

En los primeros días del siglo pasado, Gullfoss era el centro de controversia entre los inversores extranjeros y su deseo de sacarle el máximo provecho a la naturaleza de la isla. En 1907, el empresario inglés Howell intentó usar la energía de la cascada, alimentando una planta hidroeléctrica y destruyendo la cascada para siempre.

En ese momento, la cascada era propiedad de un granjero llamado Tómas Tómasson. Tómas rechazó la oferta hecha por Howell para vender su tierra. Sin embargo, Howell logró arrendar la tierra sin que Tómasson tuviera conocimiento de una estrategia que le permitiría al empresario adueñarse de ella.

Sigridur Tomasdottir, la hija de Tomas Tómasson emprendió muchos viajes largos y difíciles caminando hasta Reykjavik para promover y defender esta causa.

Cuando todo había fallado, ella amenazó con arrojarse en la cascada como forma de protesta. Sin embargo, esto no llegó a suceder. Ya que con la ayuda del abogado Sveinn Bjornsson quien más tarde se convirtió en el primer presidente de Islandia, lograron anular el contrato. De manera que la cascada Gullfoss pasó a ser propiedad de la gente de Islandia.

Junto a la cascada se encuentra el monumento de Sigridur, una obra realizada por el escultor Rikhardur Jonsson. La cual es visitada todos los años por miles de turistas.

Cómo llegar a la cascada Gullfoss

Las agencias de turismo en Reykjavik ofrecen varios servicios y precios muy competitivos. Además de llegar a la cascada Gullfoss con estos tours, también visitarás otros paisajes del tour del Círculo Dorado. Entre ellos Geysir, un área geotérmica con erupciones de géiseres activos, el Parque Nacional Thingellir (donde se dividieron las placas tectónicas de América del Norte y Europa) y la iglesia de Skalholt, que fue le centro de poder religioso en Islandia por 8 siglos.

La cascada Gullfoss es la parada más famosa de la Ruta del Círculo Dorado en Islandia. Más específicamente, esta cascada se encuentra en el valle Haukadalur, en el río Hvita junto a Geysir. Y gracias a que esta cascada es la más popular en Islandia, la ruta está muy bien marcada en cualquier mapa.

No solo puedes llegar a la cascada Gullfoss pagando por el tour. Sino también desde coche o en autobús por tu propia cuenta.

Cómo llegar en coche

Desde Reykjavik, debes seguir la carretera de circunvalación este por unos 54 km y luego girar en la ruta 35. Luego debes seguir dicha ruta hasta llegar a un gran estacionamiento junto a un centro de visitantes, sabrás que vas por buen camino si pasas por Geysir, una atracción muy popular que también debes visitar.

Cómo llegar en autobús

Pero si no alquilaste un coche y tampoco tomaste el tour, puedes llegar a la cascada Gullfoss en autobús tranquilamente. Los horarios de los autobuses cambian con frecuencia y sus sitios web no siempre están actualizados. Hay varias opciones de autobús que puedes tomar, entre ellas las siguientes:

 

  • Bílar og folk: el autobús 2 sale dos veces al día del 1 de julio al 31 de agosto desde la estación de buses de Reykjavik a través de Selfoss.
  • Reykjavik Excursions: cuenta con un servicio estacional desde el 15 de junio al 31 de agosto desde Reykjavik a través de Þingvellir.
  • Bílar og fólk: cuenta con autobuses entre Reykjavík y Akureyri que hacen parada en Geysir y Gullfoss entre los meses de junio a agosto.

 

Llegando a las cascada Gullfoss

Al llegar a la cascada Gullfoss, podrás encontrar varios puntos de visualización para disfrutar de esta hermosa cascada, bien sea arriba o abajo. Desde el estacionamiento inferior puedes ver la gran cascada e ir hacia la parte superior.

Existen varios puntos de visualización en la cascada. Sin embargo, dependiendo del a época del año no todos están disponibles.

Si quieres tener un punto de visualización diferente, puedes ver la garganta a lo largo de la parte superior en un punto de observación superior. La plataforma se encuentra al mismo nivel que la tienda de regalos y el restaurante. Pero al subir ten cuidado, ya que con la niebla puede ser resbaladizo.

Cómo llegar a la cascada Gullfoss en Islandia

Las vistas son increíbles

Incluso, personas con dificultades de movilidad pueden ver la cascada directamente desde el parking inferior sin mucho problema. Sin embargo, no existe forma de ver la cascada desde el otro lado del río.

Instalaciones de la cascada Gullfoss

En la cascada hay un restaurante y una tienda de regalos para los visitantes. Este lugar, se encuentra en el parking superior de la cascada. Aquí, puedes tomar un café, almorzar o utilizar los baños.

Además, el restaurante es muy conocido por su menú especial compuesto de un  estofado de cordero, pan, sopa y pastel de chocolate. Las opciones vegetarianas no son muchas aunque sí que se pueden encontrar.

Consejos al visitar la cascada Gullfoss

No importa en qué época viajes a Islandia. Gullfoss puede ser visitado y disfrutarse en cualquier época del año. Sin embargo, es muy popular visitar la cascada durante el verano ya que en invierno hace mucho frío.

Si visitar la cascada Gullfoss en invierno ve muy bien abrigado y ten cuidado donde pisas.

De manera que si visitas la cascada desde noviembre en adelante, lo mejor es ir bien abrigado y con ropa impermeable si tienes intenciones de acercarte a la cascada. También se sabe que el rocío de la cascada se congela alrededor de los bordes de los acantilados en los meses más fríos, así que ten cuidado donde pisas.

Durante el invierno la vista de la cascada es espectacular, ya que se congela en ondulantes olas de hielo brillante. Mientras que en los días soleados desprende un hermoso arco iris, una reacción natural de las nubes de aerosol de la caída del agua.

Otras curiosidades sobre la cascada Gullfoss

Puedes llegar a la cascada Gullfoss en cualquier época del año, pero no todos los puntos de vista son siempre accesibles. Es decir, si visitas la cascada durante invierno no tendrás acceso al mismo número de puntos de vista de la cascada en comparación con el verano.

Visitar el Círculo Dorado de Islandia

Gullfoss en primavera aún está algo congelada

El mirador del centro de visitantes de Gullfoss es bastante seguro, además de que está abierto todo el año. Así como algunos escalones hacia un punto de vista inferior que también están abiertos. Sin embargo, son muy empinados y es fácil resbalarse por lo que hay que ser cuidadosos.

Usar el baño en la cascada cuesta dinero. Sin embargo, puedes ir al centro de visitantes de Gullfoss, donde puedes usar el baño de forma gratuita. Muchas personas no saben esto y la mayoría de ellas tienden a pagar el baño ubicado en el restaurante.

Si quieres llegar a la cascada Gullfoss con la ayuda de tu GPS para llegar por ti mismo, puedes tener problemas. Esto se debe a que Gullfoss se traduce en Golden Falls, por lo que así debes buscarlo en tu GPS. De lo contrario, no encontrarás la ubicación o no será exacta.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *