Visitar Bath en un día

Bath es una pequeña ciudad de sur de Inglaterra que esconde un tesoro arqueológico e histórico en forma de termas romanas. Desde mi punto de vista, Bath es la opción perfecta para hacer una excursión en el día desde Londres o Bristol, ya que se encuentra muy bien comunicada por tren y autobús. Nosotros aprovechamos para visitarla cuando hicimos nuestra escapada de fin de semana a Bristol, y no podíamos dejar de escribir este post sobre las cosas más importantes que ver en Bath, ya que nos encantó.

Roman bath

Qué Visitar en Bath en un día

Las Termas Romanas de Bath

Turísticamente, Bath es conocida por sus Termas Romanas. Declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987, se trata de unos baños romanos con agua mineralizada natural procedentes de las lluvias, que se filtra a través de los acuíferos de piedra caliza situados a gran profundidad donde la energía del interior de la tierra calienta el agua. Debido a la alta presión, el agua vuelve a la superficie gracias a huecos y fisuras en la piedra caliza, brotando nuevamente en las piscinas romanas.

Roman baths

Este resto arqueológico es de los más famosos en Reino Unido y recibe más de 1 millón de visitantes todos los años.

Te recomiendo que planifiques bien tu visita, comprando el ticket de acceso en la página web para evitar las colas que se forman cada día en la entrada, además de disfrutar de un pequeño descuento por venta anticipada. A nosotros nos llevó aproximadamente tres horas visitarlo todo, ya que la excelente audio guía explica muy bien todos los restos romanos que fueron encontrados así como el estilo de vida de los locales que iban a bañase a las termas.

Roman baths

¡Al final de la visita, también puedes beber un poco de agua de las termas romanas!

Después de la visita, si te apetece, puedes ir a comer o tomar un snack en el restaurante que las propias termas ofrecen al visitante. Se trata de un lugar muy elegante donde destaca la posibilidad de disfrutar de un afternoon tea. Nosotros consideramos la posibilidad, pero lamentablemente las opciones vegetarianas no eran atractivas, así que decidimos ir a otro lugar.

bath restaurant

Cosy Club, un restaurante lleno de glamour en Bath

Muy cerca de la entrada a las termas romanas, encontramos Cosy Club, un restaurante cuya decoración nos fascinó desde el primer minuto. Su carta es muy extensa y los precios son muy competitivos.

Se trata de una opción fantástica también para personas vegetarianas ya que su carta contiene muchísimas posibilidades de platos principales así como tapas y brunch; a pesar de no ser un lugar exclusivamente vegano.

bath restaurant

Puente Pulteney

Después de comer nos apetecía mucho dar un paseo, así que pusimos rumbo al Puente Pulteney. Diseñado por el arquitecto escocés Robert Adams, fue finalizado en 1773. Este puente es uno de los cinco puentes habitados que existen en el mundo, ya que tiene tiendas y edificios en sus márgenes. Seguramente te recuerde a los famosos puentes de Florencia y Venecia, con ese aire del arquitecto italiano Andrea Palladio, algo que tiene todo el sentido ya que Robert se inspiró en ambos puentes para diseñar el de Bath.

pulteney

pulteney

Nuestra intención era tomar un café después de comer en alguno de los locales del puente, pero lamentablemente estaban llenos de gente que había tenido la misma idea que nosotros, así que decidimos cambiar de destino y visitar la famosa cafetería y panadería Sally Lunn, hogar del tradicional Bath Bunn (o bollo de Bath).

Sally Lunn

La leyenda cuenta que en el año 1680, una mujer llamada Sally empezó a hornear una especie de bollo o pan que era más grande de lo habitual y muy rico. Utilizando huevos frescos, mantequilla de los granjeros locales así como un poco de leche, empezó a servir este peculiar pan en las casas de desayuno y en los afternoon tea.

Antes de que se diera cuenta, su pan era muy famoso en Bath y los locales lo conocían como “el bollo de Sally Lunn”. La receta es secreta todavía en la actualidad, así que sólo podemos disfrutarlos en su panadería de Bath.

En el subsuelo encontrarás un pequeño museo dedicado a Sally, donde se puede ver el horno del siglo XVII que utilizaba para hornear. También hay una tienda donde venden los bollos con un empaquetado perfecto para regalar.

Nosotros tomamos un café y un bollo tradicional con mermelada y la verdad es que no cumplió con mis expectativas… Sally me había creado mucha anticipación y cuando me trajeron el dulce a la mesa, me di cuenta de que lo que en el siglo XVII era espectacular, a mi me parecía un simple bollo de pan, similar a las hamburguesas de pan de molde.

Arquitectura Georgiana en The Circus

En el año 1754 el arquitecto John Wood diseñó estas casas organizadas en varios segmentos curvos con forma de llave, un símbolo masónico de la época. Lamentablemente murió antes de ver la construcción completada y fue su hijo (también llamado John Wood) el que terminó el trabajo.

circus bath

Merece la pena un paseo por estas calles para observar la arquitectura georgiana y los símbolos y emblemas que decoran: elementos náuticos, serpientes, etc.

John Wood (padre) era un gran admirador de la fenomenología mágica de la prehistoria y estaba convencido que Bath había sido el lugar de asentamiento de druidas y chamanes… así que diseñó The Circus con el mismo diámetro que Stonehenge!

Abadía de Bath

Esta abadía, que empezó siendo un monasterio para después convertirse en catedral y posteriormente una abadía, es una de mis iglesias preferidas de Reino Unido.

bath abbey

El edificio es imponente por fuera y sus vidrieras góticas son impresionantes, pero lo que me fascinó fueron sus bóvedas en abanico. Este diseño es típico del gótico tardío de Reino Unido y otras catedrales también lo disfrutan, como la de Winchester o Gloucester.

La visita es gratuita, algo a tener en cuenta ya que en la entrada hay un mostrador que parece que cobra por el acceso, pero se trata en realidad de una donación voluntaria. Nosotros preferimos hacer la donación después de ver el edificio, así que entramos sin pagar y no nos pusieron problema.

bath abbey

Otros lugares de Bath que nosotros no visitamos

Ya sabes que nosotros priorizamos mucho las cosas que nos interesan por encima de las que aparecen en las webs de viajes como imprescindibles. Al fin y al cabo, viajamos para disfrutar, no para tachar elementos de una lista imaginaria. En Bath nuestro objetivo no fue diferente y decidimos que no visitaríamos dos o tres cosas del itinerario turístico, porque no era nuestro rollo.

  • Thermae Bath Spa: para todos aquellos interesados, en Bath hay un spa que se puede visitar para disfrutar de un baño. Se trata de una piscina en el techo de un edificio, donde relajarte y dejar que las aguas minerales envuelvan tu cuerpo. Su precio me pareció bastante elevado, 36 libras por persona de lunes a viernes, 40 si vas el fin de semana. Nosotros decidimos no visitar este espacio porque no disponíamos del tiempo suficiente, pero si te quedas más de un día en Bath, quizás es una opción recomendable.
  • Comer Fudge: en diferentes puntos del centro histórico de la ciudad verás unas tiendas que venden una especie de dulce viscoso llamado fudge. Se trata de un dulce de azúcar con leche que se hierve y revuelve hasta que su consistencia se vuelve cremosa. Siendo completamente sincera, no comprendí muy bien porque se vende tan fervorosamente en Bath, ya que es sabido que el fudge fue inventado en los Estados Unidos. En cualquier caso, no es un dulce que yo disfrute particularmente, así que no lo probamos.
  • El Centro de Jane Austen: Muy cerquita a The Circus, puedes encontrar el centro dedicado a la escritora Jane Austen. He de confesar que no es una de mis escritoras preferidas ni mucho menos, pero la razón por la que no visitamos este museo es porque realmente no está a la altura. No se trata de su casa original, ni disponen de ningún vestido u objeto que perteneciera a ella. El precio de la entrada es bastante elevado teniendo en cuenta que no ofrece una visita extensa, es más bien un centro experiencial donde disfrazarte y entender un poco más sobre su obra.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

1 Comentario

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *