Por qué debes visitar el Memorial al holocausto de Berlín

Visitar el monumento al holocausto de Berlín

Son 2700 bloques de cemento impresionantes.

Si vas a viajar a Berlín, visitar el Memorial al Holocausto es una de las actividades que te tienes que plantear como obligatorias.

Mi consejo personal es que aún cuando sea un sitio difícil es importante ir allí. Si vas a viajar solo un fin de semana a Berlín no te preocupes porque la visita la puedes hacer en poco tiempo.

Para visitar el memorial puedes hacer el tour gratis de Berlín. Es completamente gratuito pero tienes que reservar online antes.

Hoy te voy a contar todo lo que tienes que saber sobre este impresionante sitio.

Hay visitas duras pero necesarias. Ser viajero nos permite ver sitios bonitos, lugares inolvidable y, también, profundizar en la historia de los países que visitamos. Ver el Memorial al holocausto de Berlín es una de ellas.

El memorial al Holocausto de Berlín se puede visitar aún si solo vas un fin de semana.

Conocer la historia de un lugar es fundamental para comprenderlo, aun cuando sea dura. El Memorial al holocausto a Berlín es uno de esos sitios que nos transporta, nos enseña y nos deja una marca necesaria al visitar la capital de Alemania.

Este monumento que está en el centro de Berlín fue creado en memoria a los judíos asesinados en la época del nazismo. Recibe más de medio millón de visitantes por año, lo cual lo convierte en uno de los sitios más visitados de Berlín.

Cómo se creó

La obra se planteó a principios de los 90 habiendo grandes debates entre los partidarios de hacer y los partidarios de no construir un monumento en memoria al holocausto.

Finalmente, como imaginas, ganaron los partidarios puesto que decían que las futuras generaciones de Alemania no iban a sentirse culpables de ello, pero sí debían conocer lo que pasó en aquellos años y el mal que se hizo.

Se encuentra muy cerca de la puerta de Brandeburgo y fácil llegar hasta allí.

El lugar que se decidió para ponerlo fue en Berlín, entre la puerta de Brandenburgo y la plaza Potsdamer, muy cerca de donde Hitler se suicidó.

Fue construido por el arquitecto Peter Eisenman e inaugurado el 10 de Mayo de 2005.

Más de 2.700 bloques de cemento son los que llevan este monumento a forma de laberinto o cementerio, dependiendo del sentido que queramos darle.

Al estar allí te transmite la sensación de desorientación y angustia, tratando de transmitir lo que debieron sentir esos judíos en los campos de concentración.

Monumento a la reflexión

No se trata de un monumento estéticamente que guste o no, es un monumento impresionante donde el visitante puede reflexionar sobre el horror que son las guerras y en especial lo que se hizo a millones de humanos que sufrieron el genocidio.

Debajo del memorial al holocausto de Berlín, de manera subterránea, podemos encontrar un museo subterráneo donde podemos ver imágenes, proyecciones o bien documentos que nos explica por estos medios el horror que vivieron los judíos.

Ha sido calificado como “impresionante” por los viajeros que lo han visitado.

El monumento ha sido calificado por la opinión pública como “impresionante” y al estar allí te das cuenta porqué.

Podemos por una parte revivir el laberinto que sufrieron las víctimas del nazismo y por otro lado la sensación de caminar entre lápidas.

¿Dónde se encuentra?

El memorial al holocausto de Berlín está situado en un lugar clave, pensado exactamente el sitio donde tenía que ser, no siendo cosa del destino ni mucho menos.

Para llegar al memorial del holocausto de Berlín tienes que buscar la Cora-Berliner-Straße 1 a tan solo 5 minutos caminando de la Puerta de Brandeburgo.

En este terreno en la época nazi se encontraba la vivienda de Joseph Goebbels, político y propagandista de la alemania nazi. Al otro extremo de dicho monumento era donde se encontraba la cancillería de Hitler, donde cerca se podía encontrar el búnker del Führer.

Después de que se levantara el muro de Berlín, todo esto se hallaba en la zona muerta, por donde nadie podía pasar.

Una propuesta especial

De entre otros arquitectos escogidos para la construcción del memorial al holocausto de Berlín se seleccionó a Peter Eisenman, un norteamericano que, por su arquitectura deconstructiva, llama la atención, siempre jugando con formas geométricas.

Visitar el monumento al holocausto de Berlín

Se encuentra en una zona fácil de llegar.

La propuesta de Eisenman fue la más votada. Resultó algo totalmente novedoso el planteamiento de este trabajo de 2.711 bloques puestos en 19.000 metros cuadrados de terreno.

Hay una característica muy típica de Eisenman en la cual el suelo está o bien ondulado o bien todo recto. Le gusta hacer esto en sus obras arquitectónicas: jugar con las formas y dar un aspecto de inestabilidad al visitante.

Sensaciones duras

Además de está inestabilidad el Memorial al holocausto de Berlín, produce sensación de opresión, puede también dar desorientación como puede dar claustrofobia. En resumen un caos dentro de una geometría ordenada.

El suelo está compuesto por losetas de piedra y con unas luces alargadas empotradas para que los visitantes puedan ir a recorrerla también durante la de noche, puesto que pueden ir las 24 horas del día.

El ondulamiento que produce el suelo de losetas es que el visitante se sumerja en ellas como si de olas del mar se tratará.

Consejo: no vayas de noche porque puede que te encuentres con gente que no es muy agradable.

En el museo subterráneo el visitante podrá conocer más datos del holocausto, donde se pueden ver imágenes, con nombres y apellidos de gente que murieron en los campos de concentración y las atrocidades que sufrieron durante el nazismo.

Toda obra tiene su crítica

Toda obra, todo trabajo que se haga en esta vida tendrá su crítica o críticas. Y no iba a ser menos una obra como esta.

Algunas de las personas que criticaron la obra lo hicieron por ser demasiado brutal, puesto que los bloques que hay dan imagen de cementerio judío en Jerusalén.

Debido a los grupos neonazis que podían comenzar a hacer graffitis en este monumento, se puso una capa antipintura para evitar que esto pasara.

Una empresa en dos frentes

Lo curioso es que la misma compañía “Degussa”, la empresa a la que se encargó poner esta capa antipintura para evitar pintadas nazis fuera la misma que elaborara el producto llamado Zyklon B, que se usó para la ejecución de tantos judíos.

La crítica más grande fue que el memorial al holocausto de Berlín está dedicado a los millones de judíos, pero en cambio se olvida de homosexuales, gitanos, y enfermos crónicos a los cuales también los mataron y no se les nombra.

Pero también hay una parte de residentes allí, judíos o alemanes, que les agrada el memorial al holocausto de Berlín por su originalidad, por transmitir ese sentimiento de opresión y claustrofobia, lo mismo que debían de sentir en aquellos pasillos de la muerte.

En resumen…

El  monumento Memorial al holocausto de Berlín tienes que irlo a ver en tu viaje a esta maravillosa ciudad y capital alemana.

Es un sitio que no puedes dejar de verlo en tu estancia allí.

Es totalmente gratuito tanto el monumento como el punto de información que tienen en el subterráneo, y como ya dije está abierto las 24 horas del día.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *