Guía práctica para visitar el Muro de las Lamentaciones

Visitar el Muro de las Lamentaciones

Si viajas a Jerusalén debes visitar el muro

No hay imagen de Israel en la que no aparezca, es una postal y a la vez un icono mundial que todos los viajeros queremos ver. Visitar el Muro de las Lamentaciones es algo que deberías hacer, pero hay muchas cosas que tienes que saber antes de emprender esta actividad.

Si vas a viajar a Israel y tienes en mente, más que probable, ir a Jerusalén no caben dudas que vas a querer visitar el Muro de las Lamentaciones (o Muro de los Lamentos como se le dice en algunos países), un hito que todo visitante de la ciudad debería cumplir.

Aunque no seas judío y aunque no profeses ninguna religión mi consejo es que no te vayas de la ciudad sin haber visitado el muro. Histórica y culturalmente es un lugar importante para el mundo. Ver el Muro de las Lamentaciones es una actividad casi obligada.

Debido a que te puedes perder información una buena forma de visitarlo es junto a una persona del lugar. Este tour, por ejemplo, te lleva por la ciudad vieja recorriendo los sitios más emblemáticos y a la vez te explica todo lo que necesitas saber sobre el muro.

 


 

Qué es

Considerado el sitio más sagrado por las personas que profesan la religión judía, el Muro de las Lamentaciones o Muro de los Lamentos es llamado en hebreo “Kotel” lo que significa simple y llanamente “Muro Occidental”.

Visitar el Muro de las Lamentaciones

Es un sitio imperdible para el viajero

Lo que hoy se conoce como un muro originalmente no lo era. Se trata de los restos del Templo de Jerusalén o Templo de Salomón y se cree que fue construído en el 19 ac por Herodes el Grande, aunque según restos arqueológicos de excavaciones más recientes se atribuye la construcción al bisnieto de éste, Agripa II.

Como decía se trata de parte de una construcción más grande ya desaparecida. Es uno de los cuatro muros de contención levantados alrededor del Monte Moriá. Su construcción tenía como finalidad ampliar la explanada del Primer y Segundo Templo.

 El Templo de Jerusalén, también conocido como Segundo Templo fue el principal santuario de los israelitas. En su interior se hallaba el Arca de la Alianza, el Candelabro de los Siete Brazos y otros elementos del culto judío.

En hebreo se lo conoce como Muro Occidental (y así lo encontrarás en los carteles en inglés por las calles) y esto se debe a que lo que vemos son 60 metros de todo lo grande que era el muro. En su extensión total tiene 488 metros de largo pero no es posible verlo por estar tapado por edificios y casas del barrio árabe de Jerusalén.

 

Cuándo y cómo visitar el Muro de las Lamentaciones

Aunque algunos viajeros prefieren hacer recorridos más tranquilos y visitas donde haya menos gente, mi recomendación es que si vas a visitar el Muro de las Lamentaciones lo hagas durante el Shabat, la jornada sagrada para el pueblo judío.

Este consejo te lo doy porque es el momento que más actividad verás, será cuando todo esté en plena efervescencia y podrás ver cómo los judíos viven su visita a este lugar.

Visitar el Muro de las Lamentaciones

Recomiendo ir en Shabat a visitar el muro

Una buena opción para visitar el Muro de las Lamentaciones durante el Shabat es hacerlo con un tour guiado. No te pierdes nada, te lo explican todo en detalle y es una actividad que funciona pese a ser un día festivo/sagrado. Mi consejo es que hagas este tour de dos horas, un tiempo que no es agotador y te puede resultar muy productivo.

Una muy buena opción para visitar el muro es hacerlo durante el Shabat porque verás cómo se vive ese día en la comunidad judía en un sitio sagrado.

Para llegar al muro tienes que arribar primero a la Ciudad Vieja y desde allí callejear por los mercadillos del Barrio Judío, Barrio Árabe y el Barrio Cristiano. Sigue las indicaciones de los carteles que digan “Western Wall” o bien, mucho mejor aún, mira hacia dónde van los judíos con toda prisa y tu síguelos porque no te perderás.

Visitar el Muro de las Lamentaciones

Hay una zona claramente diferenciada para hombres y mujeres

Al llegar te encontrarás con la gran plaza que hay frente al muro y desde allí podrás visitarlo. Ten en cuenta que dependiendo de la situación por la que esté atravesando el país puede que exista un control más estricto de las fuerzas de seguridad.

 

5 consejos a tener en cuenta

Antes de visitar el Muro de las Lamentaciones es importante tener en cuenta algunos consejos que nos pueden resultar útiles y prácticos, como los siguientes.

  • Es un sitio sagrado por lo cual se pide mucho respeto.
  • Si quieres ver mucha actividad ve un sábado, las actividades durante el Shabat son muy interesantes.
  • Recuerda que hay una sección para mujeres y otra para hombres y tendrás limitaciones para ir a uno u otro de los lugares.
  • Desde la parte alta del barrio que rodea el lugar tendrás una muy buena imagen con la Cúpula de la Roca que sale en todas las fotos.
  • Si vas a hacer fotos ten en cuenta que esas personas están rezando, por lo cual tienes que evitar molestarlos.
Visitar el Muro de las Lamentaciones

Desdela parte superior de los barrios tienes una muy buena vista

Recuerda que si viajas a Jerusalén este lugar es uno de los que tienes que ver sin falta. Puedes ausentarte de otros pero mi consejo es que no te vayas de la ciudad sin haberlo visto.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *