7 trucos para viajar con poco dinero

Aunque ya he hablado en otras entradas sobre cómo gastar poco en tus viajes o cómo viajar gratis hoy quiero ir un poco más allá. Ahora que todos sabemos un poco más sobre alojamientos más baratos o transportes que podrían ser, incluso gratis, hay detalles que nadie te cuenta y que pueden ahorrarte unas monedas. Viajar con poco dinero es fácil si sabes cómo hacerlo.

Recuerda que te regalamos 35€ para tu reserva en Airbnb para que gastes menos en alojamiento.

Si viajas a destinos baratos esto no te hará rico, pero si vas a otros países como Finlandia, Noruega o Austria, mirar el gasto en pequeñas cosas puede ayudarte a comer algo mejor por la noche o a que entres a ese museo que tanto quieres pero que te cuesta un ojo de la cara.

Cuando Miri y yo nos subimos a un avión sabemos que no tendremos un viaje gratis, pero sí puede ser un viaje barato si tomamos algunas decisiones. ¿Cuáles son esas decisiones? Para ayudarte a viajar te las contamos aquí.

Sopas, una de las atracciones culinarias

Aléjate del centro y come junto a los locales, como hicimos nosotros en Polonia.

 

Lleva poco equipaje

Ya conté mis 8 secretos para hacer una mochila minimalista pero hoy quiero reforzar uno de los principales motivos. Llevar poco equipaje es relajante, te preocupas por menos cosas y, por sobre todas las cosas, no tienes que pagar extra. Llevar una maleta grande te puede obligar a facturar en un avión o dejarla en una consigna en una estación de tren puede ser mucho más costoso que si fuese una pequeña.

 

Aléjate del centro

Las zonas turísticas o los centros de las ciudades están muy bien porque allí encuentras los lugares más famosos o aquellos en los que quieres estar porque te lo recomendaban en la guía. Pero tengo un consejo: aléjate un poco. Ya sea que vayas a comer o a un supermercado a comprar algo te conviene alejarte para que las cosas te salgan más baratas. Obviamente que no te irás a la otra punta de la ciudad solo por unas monedas, sino que tienes que hacerlo porque tendrás más contacto con locales y visitarás sitios que, por estar fuera del circuito tradicional, lo convierten en algo único para el viajero.

 

Viaja con algo de comida

Té, café o cacao en sobre y hasta las especias. Esas son solo algunas de las cosas que yo cargo en mi mochila cada vez que viajo a un lugar que sé que me podría costar mucho dinero. Cuando llega la noche vuelvo a mi alojamiento (por lo general una casa de familia) y allí me preparo una ensalada con mis condimentos o me tomo un té o un café. No descartes llevar incluso otras cosas para cocinar que ocupen poco sitio como arroz, por ejemplo.

 

Camina

Viajar con poco equipaje, como te contamos más arriba te permitirá cargar con tu mochila y caminar en lugar de coger transporte público. Esto es muy recomendable cuando llegas a una ciudad y no sabes muy bien cómo ir. A veces puedes gastarte mucho dinero en transporte tratando de encontrar tu alojamiento.

 

Alquila tu transporte

Parece raro, pero en Viena alquilamos bicicletas que nos ahorraron un montón de dinero. Esta ciudad es muy cara así que teníamos que encontrar la manera de que no nos cueste mucho. Al final descubrimos que las bicicletas públicas conectan gran parte de la ciudad, puedes pasear a tu gusto junto a conductores respetuosos y, lo mejor es que si sabes hacerlo puedes gastarte solo 2 euros durante todos los días que estés allí.

 

No tengas vergüenza

Esto no lo iba a incluir porque parece obvio, pero lo diré: Pregunta, pregunta siempre antes de comprar algo. Es muy común que en algunos restaurantes te carguen un extra por el cubierto o por una botella de agua de grifo (nos pasó en Roma) así que antes de entrar pregunta si hay algún coste extra. Si entraste en un restaurante, te sentaste y viste que no es lo que esperabas, levántate y vete. hay muchos sitios donde disfrutar.

 

Que viva el picnic

Si el tiempo acompaña y hay una plaza o un sitio con mucho verde que te invite a sentarte un rato no lo dejes pasar. Puedes comprar comida para llevar o hacerte tu propio bocadillo con los ingredientes que más te gusten. Ahorrarás dinero y comerás en un lugar tranquilo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

2 Comentarios.

  1. Que bueno! muy original el post. Lo mejor para ir practicando es que te dejen en medio de una ciudad sin dinero, seguro que surgían entonces más formas de desplazarte. Una de ellas el bus, claro!

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *