Amsterdam, un sitio con mucho que contar

Viajar a Amsterdam - El Blog de Viajes

La primera imagen que se nos viene cuando te dicen que vas a visitar Amsterdam es un montón de tulipanes, café con gente fumando marihuana y bicicletas en cada esquina. Sin embargo la capital holandesa es mucho más que eso: tiene una rica historia, características de sus habitantes que pocos saben y un buen número de anécdotas que resultan más que interesantes a la hora de conocerla.

Antes que sigas leyendo te puedo dar un consejo: Sácate la Amsterdam City Pass porque la ciudad es muy cara y te vas a ahorrar mucho dinero.




Aterrizamos en el único aeropuerto del mundo que está por debajo del nivel del mar muy temprano en la mañana y luego de pelearnos un poco con la máquina expendedora de billetes del tren para ir hasta la estación central y tras coger un tranvía (al parecer Amsterdam no tiene buses urbanos) llegamos a nuestro destino. Caminamos tres calles y nos encontramos con dos bares para fumar hierba y un montón de bicicletas que te iban a pasar por encima si no corrías, pero yo sabía que esta ciudad tenía más para ofrecernos.

Si vas a visitar el mercado de las flores te recomiendo que te saltes las colas y consigas la entrada antes de viajar aquí.

Viajar a Amsterdam - El Blog de Viajes
Lo primero que hicimos tras dejar la maleta fue apuntarnos al paseo guiado «gratuito» que dan en Amsterdam. Se trata de un grupo de personas que te muestran cosas de la ciudad durante unas tres a cuatro horas y al final tu, si quieres, le das una propina. Allí aprendí algunas cosas interesantes como que, por ejemplo, las siguientes:

  1. – Siempre hubo un conflicto entre la iglesia y el poder político y las principales iglesias son hoy museos o centros de exposiciones
  2. – El punto más alto de Amsterdam está a tan sólo 147 metros sobre el nivel del mar
  3. – Todas las casas tienen ganchos en los techos porque son tan estrechas que no pueden subir las cosas por las escaleras y deben usar una polea y para que no se choquen con la pared las casas se construyen levemente inclinadas hacia adelante
  4. – La bandera de Amsterdam tiene tres equis, es decir «XXX» y hay tres versiones: Que el patrono de la ciudad, San Andrés, murió en una cruz en forma de equis; otra indica que cada una segnifica «valor», «determinación» y «misericordia»; y la última y que pocos lo dicen es que eran tan ignorantes que no sabían firmar y entonces sólo ponían las equis en los productos que exportaban.
  5. – La prostitución y la iglesia crecieron juntas y ambas se cuidaron: las mujeres impulsaban a los hombres a confesarse y dejar limosna en la casa de Dios mientras que los curas no molestaban el oficio más antiguo del mundo.
  6. – La ciudad tiene más bicicletas que habitantes y lo que parece simpático en realidad termina siendo un caos y hay una desorganización del tráfico ya que los ciclistas, generalmente, no respetan las normas.En toda Holanda hay más de 15.000 kilómetros de carril bici.
  7. – Excepto en algunos museos y en el aeropuerto, en todos los baños hay que pagar entre 40 y 50 céntimos y no importa que hayas consumido o no, siempre se paga así que conviene que lo hagas en casa antes de salir.
  8. – Los holandeses son los más altos de Europa y eso se nota cuando después de tres días tienes dolor de nuca.

 Viajar a Amsterdam - El Blog de Viajes

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

4 Comentarios.

  1. Amsterdam sí tiene autobuses urbanos, aparte del metro, tranvía y tren. También los hay nocturnos ;)
    Las iglesias, aparte de lo que comentas, muchas de ellas hoy son bares, incluso en alguna hacen su propia cerveza. (esto tb se aplica para algunos molinos)
    Los ciclistas pues es como todo, yo la mayoría de los que he visto respetan las normas. En general todo cristo respeta más las normas que en España y son mucho más ordenaditos. Al principio lo de las bicis parece un caos (sobre todo en el centro) una vez te metes tú en el «flujo» te das cuenta de que no es tan caótico como aparenta.
    Lo de pagar en los baños suele ser cosa de sitios turísiticos. Aún no he pagado en ningún bar o restaurante de por aquí, pero sí es cierto que en museos y similares sí te hacen pagar unos 50cts.

  2. Hola me encanto el recorrido por la ciudad, cosas interesantes y bonitas fotos me hubiera gustado ver la foto de una iglesia convertida en bar,pintoresco pais.Espero ver tu proximo destino. Cuidate

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *