Consejos para visitar las ruinas de Atenas

viajar-a-grecia

Cuando estuve buscando información para visitar a Atenas me encontré un montón de detalles sobre las ruinas, la historia y cada uno de los rincones que no nos podemos perder a la hora de viajar a Grecia, pero no todos me explicaban cosas que quería saber, como qué es lo que hay que saber antes de ir o, fundamentalmente, cómo visitar cada uno de los rincones históricos.

Yo sé que cada persona, cada viajero disfruta los lugares que visita de una forma diferente. Algunos optan por correr, hacerse una foto y salir huyendo hacia el siguiente destino porque hay poco tiempo. Otros prefieren informarse un poco antes de ir, llegar y leer algo más de lo que están viendo. Y hay otros, como es mi caso, que a veces, prefiero ir a un sitio, sentarme y detenerme en el tiempo por un instante para imaginar cómo fue aquello hace miles de años. Esa es, para mi, una clave a la hora de visitar Atenas.

Si tienes más de un día, es decir que si eres de esos viajeros que gozas de algo de tiempo y si te interesa dejar volar la imaginación mi consejo es que compres las entradas para visitar las ruinas, vayas tranquilo y te armes de mucha paciencia para saber enfrentar a la muchedumbre interminable que no deja de pasar frente a los edificios históricos de Atenas. Una vez que hayas conseguido eso, aprovecha que el calor de la ciudad te invita a descansar y siéntate en un rincón, despeja todo lo que se interponga entre tu imaginación y la realidad y piensa cómo era ese lugar antes, cómo hace 2.500 años paseaban por allí personas que estudiaste en el colegio y siente cómo todo cobra vida. Una vez que lo hayas logrado abre los ojos y verás cómo las columnas que han quedado con el paso de los años te transmiten una imagen diferentes.

 

Paciencia y cuidado

Reconozco que a veces soy poco tolerante con algunas cosas. Cuando voy a un museo y hacer fotografías está prohibido directamente guardo la cámara sin rechistar, algo que no todos hacen y deslumbran a toda la sala con sus flashes. En los sitios históricos de Atenas se pueden hacer cuantas fotografías queramos, pero no se pueden atravesar vallas o cuerdas que ha puesto el personal de seguridad. ¿Qué creeis que hace la gente? Efectivamente, atraviesa las vallas y, si pueden, tocan aquello que no está permitido.

Junto a cada monumento hay personas con un silbato que lo tocan cada vez que alguien hace lo que no debe y lo sacan de allí. Por eso, si ves una cuerda o una valla, no la atravieses porque no sólo te llevarás un grito del personal de seguridad, sino que tal vez estés arruinando miles de años de historia y todo ello con el patrocinio de la dejadez.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

2 Comentarios.

  1. A mí también me da mucha rabia la gente que se salta las normas y no respeta obras que llevan tantísimos años en pie…
    Por cierto, me ha hecho gracia lo de te gusta sentarte y detenerme para imaginar cómo fue aquello hace miles de años porque yo suelo hacer lo mismo. En Roma fue una delicia imaginar los tiempos del Imperio Romano jejeje
    ¡Besotes!

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *