Cómo Ryanair me pagó mi siguiente vuelo gracias a un retraso

Retraso en avión

Los retrasos tenían que tener algo bueno

Hoy te voy a contar una historia personal. Hoy te voy a contar cómo hace apenas unos meses gracias a la reclamación de vuelos en la que confiaba muy poco la aerolínea Ryanair me pagó mi siguiente vuelo y no me costó mucho conseguirlo gracias a las gestiones de empresas como Flightright, que además hace valer los derechos del pasajero.

Hace unos meses, después de depositar muchas ganas y hacer varios preparativos finalmente pude emprender rumbo a Oporto. Como bien sabes Portugal es un país al que le tengo muchísimo aprecio y que quiero mucho así que cualquier viaje hacia allí me emociona.

Y digo que pude “emprender” mi viaje porque decir “viajar” es mucho si pienso todo el tiempo que me llevó llegar.

Lo primero que pasó al llegar al aeropuerto fue que me cambiaron de puerta. No me alteré ni me preocupé porque con todos los viajes que hice en mi vida esa no fue la primera vez que me lo hacían. Si alguna vez a ti te cambian de puerta de salida debes saber que se puede deber simplemente a reorganización interna del aeropuerto.

Al llegar a la nueva puerta he visto movimientos extraños en el personal de la aerolínea pero no hice mucho caso hasta que al final apareció en la pantalla el nuevo horario de salida.

La cara de los pasajeros y la mía fue de desánimo, pero no tanto porque al fin y al cabo nos habían retrasado solo unos 40 minutos el vuelo.

Al retraso de 40 minutos le siguió otro anuncio de un retraso de 2 horas y antes que se cumpla ese plazo otro anuncio de un retraso sin saber hasta cuándo.

 

Lo que piensas cuando tu avión se retrasa

Parece gracioso cuando lo miras a la distancia, pero en ese momento molesta. Para mi hay una serie de pensamientos que vienen a la cabeza cuando tu vuelo se retrasa y son los siguientes de manera cronológica:

  • Es un retraso pequeño, seguro que el avión llega en nada
  • No será para tanto y después acelera y al final llegaremos a la misma hora
  • Esto va para largo y no nos dicen nada
  • Podrían informar un poco más
  • Si lo sabía no venía corriendo
  • Ahora no sé si irme a tomar algo o quedarme a esperar
  • Podrían compensarnos de alguna manera
  • Quién come algo con 5 miserables euros en un aeropuerto
  • Bueno, vamos a comprarnos un bocata
  • ¿De verdad? ¿5 euros?
  • Este avión ya no sale hoy ¿no?
  • Y después no me devuelven el dinero
  • Yo ya no quiero viajar
  • ¿5 euros?

La lista podría seguir pero se aplica a cada uno dependiendo de su estado de ánimo y de toda la magia que pueda hacer con 5 geniales euros.

 

El reclamo

En medio de la espera a que mi avión con rumbo a Oporto llegara he buscado cómo reclamar por un vuelo retrasado.

Lo primero que pensé es que esas cosas no servían para nada y que no me devolverían mi dinero.

El segundo pensamiento fue: “total no pierdo nada”.

Y fue así, con ese segundo pensamiento que busqué quién reclame por el retraso que había sufrido. Me enteré de todo lo que te pueden pagar dependiendo de las horas de retraso del vuelo y de cómo pese a tener que pagar un porcentaje a quien reclama por ti es mucho más fácil y no te tienes que preocupar por nada.

La empresa escogida por mi, porque hay varias, fue Flightright porque son muy conocidos, tienen muy buenas referencias y porque me lo dejaban todo muy claro desde el principio sobre el funcionamiento. Y la verdad es que no estoy para nada disconforme porque la atención siempre de primera y se preocuparon por mantenerme al tanto.

Al principio pensé que no iba a conseguir nada, pero después de unas semanas me informaron que el reclamo tuvo éxito y que me iban a ingresar dinero en la cuenta bancaria.

Como yo ya no contaba con ese dinero preferí no hacerme planes y sólo usarlo en mi siguiente viaje. Así fue cómo un retraso me ayudó a pagar mi siguiente vuelo y no es que uno quiera que se le retrasen los vuelos, pero si eso sucede, mejor que te compensen para seguir viajando.

 


Este post es una colaboración comercial y todas las opiniones y comentarios son honestas e independientes. No recomendamos ningún producto en el que no confiemos o creamos que no te pueda ser útil como viajero.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *