6 actitudes turísticas que agotan mi paciencia

Todos hemos viajado alguna vez en nuestras vidas. Algunos tuvimos más posibilidades que otros de recorrer varios países y a todos, en algún momento, nos ha pasado encontrarnos con personas que hacen cosas que no nos parecen del todo correctas, no nos gustan y lisa y llanamente nos dan ganas de salir corriendo.

Ya sean de mi misma nacionalidad como si fuesen japoneses o sudafricanos, hay cosas que hacen algunos viajeros que no me gustan para nada y que, cada vez, soporto menos. Tal vez sea que me vuelvo más viejo y la lista va creciendo, pero en resumen estas son las cosas que he visto a lo largo de mis viajes y que no quiero volver a ver.

Blog de Viajes

¿Lo mejor? Tratar de guardar la paciencia

¿Idioma? No hace falta

No te digo que te aprendas la conjugación de los verbos en finés o que escribas kanji japonés con los ojos cerrados, pero hacer un poquito de esfuerzo para aprender las palabras básicas en el idioma del país que visitarás es bueno, demuestra interés, te hace la vida más fácil y aprendes algo. “Gracias”, “cuánto cuesta” o “adiós” y “hola” pueden ser suficientes.

En tal lugar todo el mundo…

Esto no me pasa exactamente cuando viajo, sino cuando vuelvo. Estoy de lo más tranquilo en la calle o hablando con amigos cuando alguien suelta “en X ciudad todos los peatones esperan el semáforo” o “hasta los abuelitos hablan inglés” o, la estrella: “no hay ningún pobre en la calle”. Recordemos que “todos” no existe. En Edimburgo, por ejemplo, más de uno piensa que todos los españoles duermen la siesta de lunes a lunes.

Al compatriota ni el saludo

Vamos por la calle, estamos mirando un edificio, hablamos en español y de repente escuchamos que alguien dice “uf, españoles” con un acento castizo como pocos. Imagino que cuando vuelva a su ciudad lo esperará una horda de coreanos.

Me podría haber colado

Sube al bus, lleva el billete en el bolsillo y no se encuentra con ningún revisor. Al bajar comenta “podría haberme colado, aquí son más inocentes” La maldad se le ve en los ojos y si bien nunca se subirá sin pagar hará el mismo comentario una y otra vez.

En un finde la conoces de punta a punta

La frase de que alcanza un fin de semana para conocer una ciudad la escuché inclusive con Londres. Quien dice esto vuelve a su casa, comenta a sus amigos lo que le parece una verdad absoluta y a la semana siguiente conocerá un lugar nuevo en la ciudad donde lleva viviendo 30 años.

Con el flash es otra cosa

Yo creo que en realidad hay tres posibilidades con algunos viajeros: que no sabe dónde está el botoncito para quitar el flash, que no entiende el cartel con el flash tachado o simplemente que no le importa nada. Cuando esas personas vuelvan a casa se darán cuenta que tienen una imagen malísima, pero al menos para su satisfacción contribuyeron a arruinar una obra de arte.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

9 Comentarios.

  1. ¡Muy de acuerdo con tu post! Malas costumbres viajeras hay por todos los lados… Añadiría otra, la que me pone más furiosa: estar en un entorno natural, parque protegido.. Y ver el típico turista que se está bebiendo una lata de refresco y la tira al suelo tan tranquilo. En la ciudad me enfada, pero en un lugar de naturaleza me dan ganas de MATAR. Je je je un abrazote de la cosmopolilla

  2. Totalmente de acuerdo!! las generalizaciones tipo «son todos muy guarros» me acaban de matar…y sí, nos hemos cruzado con españoles por ahí que nos han vuelto la cara descaradamente para no saludar…no te pretendo contar mi vida pero he pasado muy buenos ratos compartiendo alguna experiencia con quien te encuentras en el camino. Muy buena entrada :)

  3. ¡Cuánta verdad resumida en un post! ¡Muy de acuerdo con todo! Cuando una persona viaja, al igual que cuando come o va al teatro, demuestra su educación (o la falta de la misma). Además, siempre hay que respetar las nombras y las costumbres establecidas en un país, independientemente de si coinciden con las del tuyo o no.

  4. Será que nosotros también nos hacemos mayores, porque cada vez hay cosas que entendemos menos y nos molestan más… Especialmente el «finde de punta a punta» y el tema del flash, que va muy unido a querer tocarlo todo, ya sea un cuadro ya sea la pirámide de Keops… :(

  5. Muy de acuerdo. Enhorabuena por el post. También diría que en algunos viajes te puedes encontrar al «sabelotodo o enciclopedia andante » que no deja opción a lo maravilloso que es a veces sorprenderte de los lugares, costumbres y gente que descubres….

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *