Nuestras cuatro esculturas preferidas en Dundee

Durante nuestro fin de semana en Dundee, paseamos un montón por la ciudad. Es genial porque el centro es lo suficientemente pequeño para que puedas caminar a cualquier parte pero lo suficientemente grande para que nunca te aburras gracias a la gran variedad de cosas que hacer.

Algo con lo que disfrutamos como niños fue con las diferentes esculturas que nos encontramos a nuestro paso. Dundee tiene algunas esculturas muy curiosas que merecen un post aparte para explicar de dónde vienen y cómo entenderlas mejor cuando estés sacando la foto.

Desperate Dan

Qué ver Dundee - Esculturas

El gran clásico de la ciudad

La más conocida sin duda es la de “Desperate Dan”. Desperate Dan es un personaje de cómic que tenía su propia tira en una revista para niños que se publicaba en Dundee, llamada “The Dandy” (un impecable juego de palabras). Se trata de un personaje del lejano oeste con una fuerza desmesurada, capaz de levantar una vaca utilizando una sola mano.

Su barba es tan fuerte que se tiene que afeitar un soplete. Duerme en una cama reforzada y su almohada está rellena de escombros de la construcción. De la misma forma que Popeye consigue fuerzas comiendo espinacas, Desperate Dan come una tarta salada con cuernos que se conoce como “cow pie”.

Todo un personaje que hacía las delicias de los habitantes de Dundee y que fue dibujado por Dudley Watkins hasta su muerte en 1969; aunque sus tiras todavía se reimprimen hoy y algunos artistas actuales se atreven a recuperar al personaje y utilizarlo en sus tiras cómicas.

Oor Wullie

Qué ver Dundee - Esculturas

Un personaje de cómic algo travieso

Igualmente famosa, tenemos la escultura de Oor Wullie, que nos espera sentado cerca del Museo McManus. Willie es también el protagonista de una tira de cómic que se publicaba en el Sunday Post.

Con su pelo de punta, su peto (o mono) y un cubo donde siempre se sienta en las tiras cómicas, es uno de los grandes favoritos de Escocia y por supuesto de Dundee; a pesar de ser un niño de lo más pícaro y travieso.

Los cinco pingüinos

Qué ver Dundee - Esculturas

Muy queridos por los locales

En tercer lugar, pero creo que es mi preferida sin lugar a dudas, están los pingüinos de la escultora Angela Hunter.

Se trata de cinco pingüinos que caminan en fila por encima de un pequeño muro de piedra y que forman parte de la sociedad de Dundee a niveles increíbles. Frecuentemente los locales los visten de diferentes formas, con jerseys navideños, togas de graduación, camisetas de algunas organizaciones benéficas y un largo etcétera. Lo mejor de todo es que tienen su propia página de Facebook.

Lemmings

Qué ver Dundee - Esculturas

Del videojuego a la escultura

La cuarta y última que queremos nombrar en este post, pero no por ello lo menos bonita y especial, nosotros nos enamoramos de la escultura de los Lemmings realizada por Alyson Conway, que están cerca de la zona universitaria. Son tres lemmings diferentes y como era de esperar, son bastante pequeños así que es fácil que pasen desapercibidos.

Para mí fue una completa sorpresa encontrarlos mientras paseábamos porque cuando iba al colegio recuerdo que jugaba al videojuego de los Lemmings en el ordenador de mis primos mayores.

Durante nuestro viaje a Dundee descubrí que este juego fue creado en esta pequeña ciudad escocesa por la empresa DMA, cuya sede original estaba muy cerca del lugar donde están las esculturas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

1 Comentario

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *