Algunos souvenirs que comprar en Escocia

Cuando Arol y yo viajamos no solemos comprar los típicos recuerdos de turistas como imanes, llaveros, tazas o bolas de nieve con algún monumento de la ciudad. Nosotros somos más de enviar postales desde nuestro destino y llevar algo típico de la gastronomia local para repartir entre nuestra familia y amigos. Y a pesar de que vivimos en Edimburgo, cuando viajamos a España a ver a nuestra familia siempre les llevamos alguna cosa que nos haya llamado la atención, aunque muchas veces no son forzosamente regalos de tiendas de souvenires. Hoy hemos recopilado nuestra lista preferida de regalos típicos de Edimburgo y queremos compartirla con todos:

Viajar a Escocia: Qué recuerdos comprar

Escocia, un sitio con muchos recuerdos

– Escocia entera es famosa por su cachemir (cashmere en inglés). Para los que no lo sepan, se trata de una lana muy suave y delicada que a pesar de ser bastante fina, abriga muchísimo. Se obtiene de una raza de cabras específica, lo que la hace muy escasa y de precio elevado. En Edimburgo puedes encontrar muchas tiendas que ofrecen bufandas de cachemir con los tradicionales estampados de tartán en diferentes colores. Dependiendo de la calidad, el precio va desde las 12 libras hasta las 50. Nosotros las regalamos en Navidad a nuestros amigos y gustaron mucho, asi que si tenéis a algun friolero en la lista, una bufanda de cachemir puede ser una opción fantástica.

– Galletas escocesas, conocidas en todo el mundo como shortbread. Están deliciosas y son increiblemente sencillas, ya que solo llevan azúcar, harina y mantequilla (en cantidades iguales). Las puedes comprar en cualquier supermercado de los que te encuentras en la ciudad y hay muchas marcas y presentaciones: paquetes de plástico, cajas de cartón, latas con algún paisaje escocés… Nuestra marca preferida es Patterson, que también es muy económica. Si os gustaría regalar shortbread artesanal también es posible: basta con acercaros por la tienda que hay en High Street donde ademas de unas galletas deliciosas, la presentación es muy cuidada.

Scottish fudge o Scottish tablet. Ambos son dos dulces tradicionales de Escocia, solo aptos para los más golosos y para aquellos sin deudas pendientes con el dentista. El Tablet se hace con azúcar, leche condensada y mantequilla; con un trocito pequeño tienes más que suficiente porque es tan dulce que puede ser algo empalagoso. Por ello, os recomendamos comprar una caja pequeña. Tradicionalmente, se pone un trocito de tablet en el platito de la taza de té que te tomas en el tea time, que vas comiendo a pequeños mordiscos. A veces encuentras tablet saborizada con whisky o vainilla. Por otro lado, el Fudge es como el tablet pero tiene una consistencia un poco más blanda y delicada, mucho más cremoso. El fudge se puede encontrar con trocitos de chocolate o frutos secos, lo cual lo hace un poco más interesante. De nuevo, ambos productos podéis encontrarlos en el supermercado y si queréis la versión artesanal, podéis encontrarla en The Fudge House od Edinburgh, donde os envolverán para regalo cualquiera de las variedades que os haya gustado más.

– Scones, el rey de los desayunos. Los scones existen en  su versión dulce (con pasas o con trocitos de chocolate), en su versión salada (con queso) y también en una versión neutra, sin nada, para que tu puedas untarlos con mermelada y clotted cream. Son un poco más difíciles de transportar y después de un par de días dejan de estar frescos, pero sigue siendo una opción muy regalable, sobre todo si no vais muy lejos. Podéis comprarlos en el Marks and Spencer que hay en Princes Street o en el Farmers Market el sábado por la mañana. El precio es entre 50p y 1 libra por scone.

– En todo Reino Unido se toma té y en Escocia no iba a ser diferente. Una buena idea es regalar «Scottish Breakfast Tea»,que es el hermano gemelo de English Breakfast pero con el nombre cambiado. Ahora que se está decidiendo la independencia de Escocia, estamos seguros que este té habrá aumentado sus ventas. Se puede tomar con un chorrito de leche y acompañado de un shortbread o un poco de tablet: llevaréis un trozo de Edimburgo a vuestra casa.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

2 Comentarios.

  1. Cuando estuve yo en el año 93 me compré en Fort William un jersey de lana de cuello alto que es mi favorito cuando hace frío. Me costó un dinerito, pero 20 años después está como nuevo (igualito que los de ZarX-KK). También me compré una boina de colores que saco poco (en Madrid canta mucho), pero que para tener la cabeza calentita es de lo mejor :-)

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *