Visitar el barrio judío de Cracovia, cuna de la cultura hebrea polaca

Más de 60 mil miles de judíos vivían en este popular barrio de Cracovia antes de la II Guerra Mundial después de ella el número bajó a unos 6 mil y hoy supera apenas los 1.500 habitantes de raza judía. Su historia, los estragos que ha hecho la violencia y los lugares emblemáticos son los ejes por los que transita quién visita el barrio judío de Cracovia, el famoso Kazimierz.

Cada rincón conserva parte de la cultura judía

Cada rincón conserva parte de la cultura judía

En 1335 el rey polaco Casimiro III cogió una isla no muy grande ubicada junto al brazo norte del río Vistula y fundó allí una ciudad. Al parecer el ego del rey estaba en alza y le puso su nombre en polaco. Hoy el brazo norte del río ya no existe y la ciudad como tal tampoco sino que pasó a ser un barrio que aún conserva su personalidad de origen hebreo.

Consejo: Visita el barrio con gente local que te explique todo. El mejor tour que hemos visto es este y es muy recomendable.

Kazimerz fue un gueto casi desde su nacimiento. En 1495 el rey mandó expulsar a todos los judíos que vivían en la parte occidental de Cracovia porque necesitaba el sitio para ampliar la Universidad Jagellónica. Así fue que recalaron en Kazimierz donde convivieron pacíficamente con los cristianos que se ubicaban en el oeste de la isla.

Con el paso de los años la zona fue sufriendo transformaciones, vio cómo muchos de sus habitantes más pobres se convertían en prósperos comerciantes hasta que la invasión nazi acabó con todo aquel esplendor y dejó el sitio casi vacío. Pasados los años llegó 1978 y la UNESCO declaró al barrio Patrimonio de la Humanidad haciéndolo uno de los sitios más famosos de Polonia que recibe miles de turistas anualmente.

 
Qué ver en Cracovia
 

Hay muchas maneras de visitar el barrio judío de Cracovia. Ya sea por su historia, sus restaurantes, sus rincones que han servido para escenas de famosas películas. Aquí detallaremos los sitios imprescindibles que hay que ver en Kazmierz.

Viejos edificios casi abandonados

Viejos edificios casi abandonados

Casa de estudos religiosos incendiada y recuperada

Casa de estudos religiosos incendiada y recuperada

El origen de Helena Rubinstein. La famosa empresaria de cosméticos Helena Rubinstein nació en el barrio judío de Cracovia. Ella fue la menor de ocho hermanas lo cual suponía un problema para su padre Horace que tenía que pagar las dotes de todas ellas dejándolo casi sin dinero. Finalmente el padre encontró con quien casarla «gratis»: un hombre de 65 años. Esto no le gustó a Helena y con menos de 20 años abandonó el barrio huyendo a Australia con una receta casera de una crema cosmética, inicio de lo que hoy es casi un imperio en el mundo de la belleza. Su casa se conserva en pie aunque funciona como un hotel.

Sinagogas

Las guerras, invasiones y paso de los años no han podido eliminar a las sinagogas, pero la disminución de integrantes de la colectividad judía hizo que estos edificios religiosos sufran un cambio en su función. Actualmente se mantienen en pie un total de siete sinagogas pero sólo una de ellas, la de Remuh, es usada con fines religiosos.

Un dato interesante para quienes decidan viajar a Cracovia es que las otras seis sinagogas se encuentran abiertas al público y se puede ingresar a ellas previo pago de una entrada que varía dependiendo del edificio. Los visitantes podrán observar allí exposiciones, pequeños conciertos y sobre todo ver cómo se conservaron estos sitios a lo largo de los años.

Una de las sinagogas más llamativas en cuanto a historia es la «Sinagoga Vieja» la cual había sido autorizada a ser construida pero con la condición que no superara en altura a la iglesia católica más alta del barrio. Por esta razón decidieron construirla en medio de una especia de pozo para respetar la condición pero con un poco de truco.

El oro de Isaac. Cuenta la historia que el rabino Isaac soñó que muy lejos de Cracovia, bajo un puente y en medio de una guerra había enterrado un cofre lleno de monedas de oro. Cuando se despertó fue emprendió el viaje hasta el puente soñado para usar esas monedas para construir su sinagoga. Al llegar se encontró bajo el puente con un soldado a quien le relató la historia; el soldado le dijo: «Yo tuve un sueño parecido. Soñé que un rabino tenía bajo el horno de su cocina una bolsa de oro enterrada pero no fui tan tonto para viajar días por un sueño». Isaac volvió a su casa, cavó bajo el horno y encontró el oro para construir su sinagoga que hoy se puede visitar en Cracovia.

barrio-judio-1

La sinagoga más baja que la iglesia

Escenarios de cine

El estado en el que se conserva el barrio de Kazimierz le ha servido para posicionarse como sitio de referencia en el mundo del cine para ambientar películas históricas o relacionadas con la II Guerra Mundial.

Si bien son muchos los directores que la escogieron como escenario su fama cinematográfica alcanzó su máximo estrellato cuando Steven Spielberg la incluyó en La Lista de Schindler. Paseando por sus calles reconoceremos muchas zonas, principalmente la escalera donde madre e hija se esconden con la ayuda de un niño soldado.

Nosotros en el escenario de La Lista de Schindler

Nosotros en el escenario de La Lista de Schindler

El gueto y la plaza de las sillas

Al llegar a Cracovia los nazis querían sitios agradables y amplios para vivir por lo cual el barrio judío fue desalojado a la fuerza. Como tenían que hacer algo con quienes se habían quedado sin casa el 3 de marzo de 1941 crearon el gueto de Podgorze. Junto al río Vístula vivían no más de 5 mil personas pero el número se amplió a 25 mil de la noche a la mañana.

Sillas en memoria de las víctimas del nazismo

Sillas en memoria de las víctimas del nazismo

El hacinamiento era tal que las enfermedades proliferaban, el hambre vagaba por las calles cazando vidas y las casas estaban abarrotadas. El ejército nazi impuso la ley «5 por ventana», norma que establecía que por cada ve taba que tuviese una casa debían vivir 5 personas. El tiempo pasaba y los problemas se incrementaban por lo cual los militares prometían a las personas que las reubicarían. Está promesa generaba desconfianza pero ¿había un sitio peor que en el gueto? Sí, lo había.

Los que aceptaban la oferta de ser trasladados iban hasta la plaza de Podgorze a esperar el tren que los llevaría. Se pasaban allí todo el día y la espera era tan larga que muchos de ellos llevaban sillas para descansar. Al final de la tarde cuando casi todos habían entrado en el tren quedaba en la plaza sólo las sillas y algunos muertos a manos de una bala ¿El destino final del tren? Auschwitz.

Hoy, para recordar a las víctimas la  plaza por el de Bohaterów Getta (Plaza de los héroes del Getto) tiene esculturas de sillas, idea de los artistas Piotr Lewicki y Kazimierz Latak.

Fábrica Oskar Schindler

A muy pocos metros de la Plaza de los Héroes se encuentra la fábrica de Oskar Schidler, la cual sirvió como vía de escape para que casi 1.200 judíos se alejaran de una muerte casi segura a manos del nazismo.

Si bien hablaremos en otra entrada sobre este sitio es necesario recalcar que su visita es casi obligada ya que gracias a que la transformaron en un museo sirve como relato histórico para entender y conocer la situación que se vivía en Cracovia a comienzos de la década del 40.

Objetos de Oskar Schindler en la que fuera su fábrica

Objetos de Oskar Schindler en la que fuera su fábrica

El antiguo cementerio y el robo de lápidas

En el antiguo cementerio judío hay menos lápidas que muertos y esto obedece a una razón: el robo por parte de los nazis. Los militares, al llegar a la ciudad y tener que construir caminos con escaso material aprovecharon las lápidas de las tumbas para convertirlas en adoquines.

Como reza su nombre este es el cementerio judío más antiguo de Cracovia y está considerado uno de los más interesantes y representativos de la comunidad hebrea.

Doble sepultura. Para que los nazis no se robarán las lápidas muchas personas cavaban la tumba de sus familiares y enterraban allí este trozo de cemento. Hoy podemos ver muchas de ellas de nuevo en pie.

Cementerio

Cementerio

 

Volver a la Guía de Cracovia

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

1 Comentario

  1. Gracias por sus comentarios. Voy con mi hija a Polonia en agosto y el seguiré sus consejos. Ahora voy a buscar en su blog si tiene entradas en vberlin y varsovia. Gracias de nuevo

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *