¿Es el Panteón de Agripa el edificio mejor construido de Roma?

pantheon-agripa

Roma es la ciudad con la mayor cantidad de bienes históricos de todo el mundo. Poner un pie en la capital Italiana es viajar al pasado, es disfrutar de la cultura a pie de calle y transportarte a una época muy interesante. Cada esquina de esta ciudad nos recuerda que estamos ante una de las ciudades con más importancia histórica del mundo. Roma fue un día la capital del mundo, el centro neurálgico de un imperio que abarcaba hasta tres continentes. Es también la ciudad por donde han pasado artistas de gran prestigio histórico. Es la ciudad de las plazas, los puentes, los edificios y monumentos que han dejado a muchos viajeros con la boca abierta a lo largo de los años. Roma es cultura, es arte y es historia.  

Si viajas a la capital italiana hay una serie de cosas que no puedes perderte. Debes visitar el Coliseo, el Vaticano, la Basílica de San Pedro, la Capilla Sixtina, la Fontana di Trevi, la Plaza Nova o la Plaza España. Ahora bien, hay un monumento que desde un punto de vista arquitectónico no puedes perderte el día que visites esta ciudad italiana. Se trata del Panteón de Agripa, un templo dedicado a todos los dioses.  

Fue construido entre el 118 y el 125 DC, en la época de gloria del Alto Imperio Romano, y fue el emperador Adriano quien ordenó su construcción. La importancia de este monumento proviene no solo de que se trata de uno de los edificios más bellos del mundo y uno de los mejor conservados de toda Roma, sino , y sobre todo, porque se trata de una auténtica obra de ingeniería, sobre todo si viajamos en el tiempo y somos conscientes del momento en el que fue levantado.  

Lo que hace al Panteón extraordinario y le distingue como uno de los edificios mejor conservados hasta al momento es precisamente su forma. El Panteón tiene una columnata de acceso, un cuerpo intermedio de conexión y una gran nave circular. Sobre esta nave se levanta una cúpula semiesférica sobre un tambor cilíndrico que hace de techo. Lo que distingue el Panteón de otras construcciones anteriores que también utilizaban las cúpulas, es que se trata del primer templo con esta forma. Además sus dimensiones son extraordinarias: cabría medio campo de fútbol en el suelo y otro medio puesto de pie.  

Además de haber estado construido con una precisión perfecta que sorprende por aquella época el material utilizado y todo el sistema constructivo empleado es lo que ha hecho que este edificio de increíbles dimensiones se haya conservado tan bien. De hecho ha sido capaz de sobrevivir 20 siglos sin apenas sufrir daños mayores.  

Además de su construcción todo en el Panteón tiene un significado simbólico, empezando por el enorme oculus en el centro de la cúpula, una abertura de nueve metros de diámetro que deja entrar la luz del sol y dota al lugar de una atmósfera casi irreal y extraordinaria. Tanto es así que esta es una de las visitas imprescindibles si se viaja a Roma. Solo viéndole se puede entender la importancia de este monumento. 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *