El museo de Vincent en Amsterdam

En el post de hoy os quiero contar todo sobre la pinacoteca que se encuentra en la ciudad de Amsterdam y que esta dedicada por entero a Vincent. Como muchos ya sabréis, fue un pintor tremendamente activo y durante toda su vida realizó casi dos mil obras entre pinturas y dibujos, dejando un extenso legado para que disfrutemos de su forma de entender el arte sin preocuparnos por terminar sabiéndonos los cuadros de memoria: con tantos, es casi imposible. En el Museo de Vincent Van Gogh encontramos más de 200 pinturas de este artista, así que si pasaras un minuto delante de cada una de ellas, tardarías entre 3 y 4 horas en visitarlo.

Si quieres evitar las largas colas para entrar en el museo de Van Gogh es mejor comprar tu entrada anticipada aquí.




El Museo Van Gogh está situado en Museumplein, Amsterdam, muy cerca del famosos Rijksmuseum. La entrada se encuentra en Paulus Potterstraat 7 y casi siempre se forman unas colas enormes en el acceso, así que nuestra recomendación es que compréis la entrada por internet, en la página web del museo. Llevando la entrada impresa de casa la espera se reduce a la mitad, ya que no tendrás que hacer cola para las taquillas, solamente para entrar al museo. Si habéis comprado la tarjeta I AM Sterdam, podéis entrar gratis. Los viernes el museo abre desde las 9 de la mañana a las 10 de la noche, asi que es sin duda el mejor dia para verlo sin prisas.

También es muy aconsejable comprar la entrada para el Museo de Vincent Van Gogh aquí y evitar largas colas.

Visitar el museo de Van Gogh en Amsterdam

Pese a la lluvia la gente espera por horas con sus paraguas para entrar en el museo.

Dentro del museo se vende un audio tour que explica una por una todas las obras en varios idiomas. Tambien cuenta algunos detalles de la vida de Vincent que merece la pena descubrir. El audio tour tiene un precio de 5 euros por persona, que hay que sumarle a la entrada, convirtiendose en uno de los museos mas caros de visitar de todos en los que yo he estado. Tiene por supuesto una tienda a la salida donde podréis encontrar todo tipo de souvenirs sobre Vincent y otros pintores impresionistas para llevaros a casa un poco de arte en forma de chapa, camiseta, set de postales o taza de desayuno.

Durante nuestra visita al museo, las fotografías con flash estaban prohibidas así como tocar las obras de arte. Dos instrucciones que parecen de sentido común pero que seguramente no lo sean, ya que el personal del museo tuvo que regañar en más de una ocasión a algunos visitantes que olvidaban desactivar el flash de sus cámaras y teléfonos móviles.

Algunas de mis obras preferidas de Van Gogh se encuentran en la colección permanente de este museo, como el retrato que hizo a su hermano, Theo Van Gogh o el famoso Mariposas y Amapolas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

6 Comentarios.

    1. Hola Roberto, amigo viajero!

      Sin duda me parece MUY caro, pero se suele decir, en la vida todo es cuestión de prioridades. Seguro que en tu próxima visita a Amsterdam te animas a entrar.

  1. La verdad es que es aconsejable si te apasiona Van Gogh, pero si eres de los que tienes que elegir, no dudes que el Rijksmuseum es una visita imprescindible aunque no seas de los que te apasiona el arte.
    Muy buen post, Mirichan

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *