Helsinki, la moderna capital finlandesa

Helsinki es una de las ciudades más acogedoras y a la vez más interesantes que he visitado en Europa. La creatividad y la modernidad están muy presentes en todos los aspectos que rodean a la capital de Finlandia y probablemente a nadie le sorprende que tenga el sobrenombre de “Capital del Diseño”. Nosotros le dedicamos tres días enteros y probablemente podríamos habernos quedado unos cuantos días más sin aburrirnos ni un segundo: estoy segura de que las mentes inquietas disfrutarán en esta ciudad tanto como lo hicimos Arol y yo.

Helsinki tiene mucho por contar y lo haremos en una serie de entradas.

Helsinki tiene mucho por contar y lo haremos en una serie de entradas.

Hemos intentado recoger en este post los lugares clave que nosotros recomendamos visitar con algo de información que os sirva para abrir el apetito. Si queréis saber más de algún monumento en concreto, dejadnos un comentario y ampliaremos más información en un post dedicado. Nos encanta compartir todo lo que aprendemos mientras viajamos y es que en El Blog de Viajes somos grandes contadores de historias!

Helsinki, tiene dos catedrales, una que es ortodoxa y la otra es luterana. Visita imprescidindible a las dos… y toda la información en este post.

– También son muy recomendables ver la Temppliaukio (una iglesia excavada en roca) y la Capilla de Kamppi, que es un tributo al silencio y al diseño arquitectónico más moderno y original. En este post te lo contamos todo con mucho detalle… y un par de anécdotas sobre cómo puedes estar escalando el mismo edificio que buscas!

– Un paseo por la Avenida Esplendi, que está llena de edificios muy bonitos y que tiene cuatro o cinco cafés donde sentarse un ratito a descansar.

– Una visita al mercado del Puerto de Helsinki (Kauppatori) donde podéis comprar algo para comer y también elegir algunos souvenires para llevar. Los ferrys para Tallin y para Suommelinna también salen de la plaza del mercado, así que si os interesa hacer alguna de las dos escapadas, este es el mejor sitio para comprar billetes y averiguar horarios.

– Un paseo por el barrio de Katajanokka, donde la arquitectura cambia y se convierte en una especie de “art decó” finlandes. Atentos a las fachadas, buscad animales como osos… considerados símbolos de Finlandia, ponerlos en los edificios era una forma de reivindicar el nacionalismo finlandés (frente a Suecia y Rusia). En este barrio también está una de las cosas más curiosas que he visto en mi vida: un hotel que ocupa una antigua prisión… y conserva el diseño original en el interior! Bastante escalofriante, yo no sé si podría dormir en él.

– Y sin duda alguna, una visita a Suommelinna, que merece un post aparte.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *