Así es la gastronomía finlandesa

La cocina finlandesa se parece mucho a la de sus vecinas Noruega y Suecia. El pescado está presente en todos los menús y las cartas, sobre todo el arenque y el salmón. También consumen patatas preparadas de formas muy diferentes, albóndigas (inevitable acordarse de Ikea) y sopas con salchichas. Una de las cosas que nosotros más disfrutamos es que el pan más habitual en Finlandia es pan de centeno, que a Arol y a mí nos encanta.

El salmón está presenbte en todos lados

El salmón está presenbte en todos lados

Algo que a nosotros nos sorprendió enormemente es que a los finlandeses les encanta comer regaliz negro salado. En todos los kioscos, tiendas de chucherías y supermercados encontramos esta gominola, además de varios productos con este sabor: helados, dulces, etcétera.

Muchos de los platos principales que nos encontramos en los restaurantes tienen ingredientes muy tradicionales en Finlandia, como por ejemplo setas, frutos del bosque y reno. Arol y yo decidimos dejar de comer carne hace mucho tiempo, pero creo que incluso si comiéramos de todo, sería muy difícil para nosotros comer reno, ya que las similitudes con el trineo de Papá Noel son demasiado evidentes. Pero para los viajeros más valientes, también podéis probar carne de alce y de oso acompañadas por supuesto de alguna de las marcas de cerveza finlandesas populares como lapin kulta y karhu.

Les encanta el regaliz hasta en los helados

Les encanta el regaliz hasta en los helados

 

Y más regaliz

Y más regaliz

Los restaurantes suelen ser bastante caros sobre todo en Helsinki. Obviamente dependerá de lo que elijáis para comer pero contad con entre 20 y 25 euros por persona si compartís postre y no tomáis bebidas alcohólicas. En la mayoría de cafés ofrecen también algunos platos más sencillos para comer, como sándwiches y ensalada. Esto abarata bastante los costes, pasando a ser aproximadamente entre 10 y 12 euros por persona.

Un dato muy interesante es que los finlandeses son los principales consumidores de café del mundo, por lo que las cafeterías están por todas las ciudades. Normalmente suelen ser café de bastante calidad y en la mayoría de los sitios, por no decir en todos, nosotros encontramos leche de soja.

Cuando nosotros decidimos visitar Finlandia no sabíamos si íbamos a poder encontrar alternativas vegetarianas a los platos tradicionales. Afortunadamente tuvimos una grata sorpresa cuando nos dimos cuenta que en todos los menús siempre había alguna opción que no incluyera carne o pescado. Así que no temáis y visitad Finlandia porque la gastronomía es igual de interesante si decides no comerte a los renos de Santa Claus.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *