Desayunos especiales en Helsinki: Karl Fazer

fazer-01

Arol y yo somos grandes desayunadores y nos gusta empezar el día con un buen desayuno. En Helsinki creo que encontramos uno de los mejores sitios que jamás hemos tenido la suerte de visitar y nos gustó tanto que desayunamos dos días seguidos en este lugar. Se trata del Café de Karl Fazer.

Karl Fazer era un empresario finlandés hijo de un suizo y una finlandesa. Desde muy joven se fue a Berlín, París y San Petersburgo a estudiar todo sobre la pastelería y el mundo de los dulces y los bombones. Cuando regresó a Helsinki, se casó y junto con su mujer, fundó su primera tienda de caramelos y chocolate, que está situada en Kluuvikatu 3 y todavía hoy se encuentra abierta al público, aunque actualmente se trata de un café que también tiene tienda. Todas las mañanas el café de Karl Fazer ofrece desayunos buffet y os prometo que no os defraudará.

Además de los tipicos elementos de un buffet de desayuno (pan, embutidos, huevos, salchichas, mermeladas, frutas, zumos… todo de una gran calidad y frescura) el buffet de desayuno del cafe de Karl Fazer destaca por cuatro cosas fundamentales para mí: posee unos croissants a la altura de cualquier patisserie de París (y os lo digo yo que soy tremenda con los croissants, debe ser por el tiempo que viví en la ciudad de la luz); tiene una parte del buffet que es de tartas (había cinco diferentes cuando fuimos y los empleados no paraban de reponer); tienen un cafe exquisito (no en vano Finlandia es el primer consumidor de café del mundo entero, a pesar de ser un país relativamente pequeño) y otra parte del buffet esta dedicada a bombones de la fábrica de Fazer, una idea estupenda para dar a conocer su producto.

fazer-02

También tiene el tradicional salmón de los países nórdicos (ahumado y cocinado) y una tabla de quesos que incluía manchego (muy difícil de encontrar en Edimburgo, reconozco que me ganaron en parte gracias al queso) y los fines de semana, dentro del buffet también hay crepes que podemos tomar en versión dulce o salada.

El precio (14 euros por persona entre semana y 20 el fin de semana) no es muy elevado si piensas en todo lo que ofrecen, aunque definitivamente no es para personas que no suelan desayunar contundentemente. En nuestro caso, llegábamos sobre las diez de la mañana y comíamos un poco de todo. Después nos saltábamos la comida y aguantábamos perfectamente hasta la cena sin problema. Evidentemente, el buffet no es obligatorio: se puede pedir algún bocadillo o cualquier cosa que nos apetezca y pagar sólamente eso. También se puede ir a merendar e incluso a por una cena ligera, ya que abren hasta las 22h. El local tiene wifi gratuita, otro punto a tener en cuenta para los viajeros que viajamos sin tarifa de datos en el extranjero.

fazer-03

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

2 Comentarios.

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *