Qué hacer en Madrid en 3 días

Qué hacer en Madrid

Hay ciudades en el mundo que invitan a quedarte a vivir, al menos por un tiempo. Eso pasa con Madrid. Pese al tráfico, el ruido y las aglomeraciones en algunas zonas, la capital tiene algo que te hace sentir como en casa. Es una ciudad acogedora que vale la pena descubrir.

Tres días en la capital dan para mucho, bien aprovechados. En internet puedes encontrar una amplia información sobre qué hacer en Madrid, con un repaso a su historia, costumbres y a su atractivo gastronómico. Aquí vamos a repasar las visitas imprescindibles, para que toméis contacto con la ciudad y empecéis a quererla poco a poco.

Día 1. Empezando por Sol

Si vamos a ejercer de turistas, hagámoslo bien, así que habrá que empezar por el centro y recorrer el punto más visitado: la Puerta del Sol. Pisar el Kilómetro Cero y hacerse la foto con el oso y el madroño es de obligado cumplimiento, lo mismo que comprar lotería en la administración de Dona Manolita. Después, podéis desplazaros hasta la plaza de la Villa de Madrid y la plaza Mayor, con sus nueve puertas de acceso. No olvidéis atravesar el Arco de los Cuchilleros y visitar alguno de sus restaurantes especializados en cochinillo.

La calle Mayor os llevará hasta la Catedral de la Almudena y justo delante tendréis el majestuoso Palacio Real. Si tenéis tiempo, vale la pena visitarlo por dentro y conocer sus colecciones de arte. Muy cerca de allí están la plaza de Oriente y los Jardines de Sabatini, uno de los más bellos del Madrid de los Austrias. El recorrido continúa por el templo de Debod, un regalo de Egipto a España construido en 1968 y de allí podéis dirigiros hacia la Plaza de España, punto de inicio de la famosa Gran Vía madrileña.

La Gran vía es un lugar muy concurrido y repleto de oferta de ocio, pero si queréis tomar algo en un lugar más castizo podéis adentraros en Chueca, el barrio gay por excelencia. Hay tabernas y locales para todos los gustos.

Día 2. El Prado, el Retiro y la Cibeles

Para empezar el día, podéis acercaros a la Carrera de San Jerónimo para ver el Congreso de los Diputados y bajar hasta la Plaza Neptuno. De allí, podéis dirigiros al Museo del Prado y el Centro de Arte Reina Sofía, dos referentes internacionales y punto de cita ineludible para los amantes del arte. La visita a estos centros puede llevaros varias horas, así que es importante que seleccionéis las obras que deseáis ver. Las obras de Velázquez se encuentran la gran Sala 12, con Las Meninas y Los Borrachos en lugar preferente.

Cerca del Prado se encuentra el parque del Retiro, con su impresionante Palacio de Cristal. En uno de sus extremos está la Puerta de Alcalá y muy cerca de allí la famosa Cibeles.

Día 3. Los barrios

El día a día de Madrid se vive en los barrios: Lavapiés, La Latina, Malasaña… son lugares por descubrir.  Y los que prefieran un ambiente más selecto pueden dirigirse al elegante barrio de Salamanca y recorrer Alcalá, Serrano, Goya o el Paseo de la Castellana. Otra opción interesante es conocer las casitas moernistas de la Colonia Madrid Moderno o acercarse a la zona de los rascacielos.

Este post es una colaboración comercial y todas las opiniones y comentarios son honestas e independientes. No recomendamos ningún producto en el que no confiemos o creamos que no te pueda ser útil como viajero.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *