Descenso de barranco de Masca y el paseo con las ballenas

Masca es un pequeño pueblito de Tenerife perdido entre las montañas que no sería conocido por sus preciosos paisajes y por su famoso barranco por el que día a día bajan decenas de personas para vivir la experiencia de un descenso de barranco nada fácil de hacer pero con un final junto al mar donde se puede navegar junto a ballenas y delfines, una experiencia imperdible.

Descenso de Barranco - Masca

Caminando por los barrancos de Masca

Para llegar a Masca hay que salir de Santiago del Teide y atravesar la carretera TF-436 que serpentea vertiginosa mientras el sudor corre por nuestra frente. Finalmente se deja el vehículo en una zona de aparcamiento y se emprende el duro camino.

Lo primero que nos encontramos son unas escaleras para ir bajando que parecen que harán el viaje más cómodo, pero a medida que se avanza, el sol comienza a calentar más y el camino se pone más peligroso. Se atraviesan barrancos profundos, con altas paredes y una vegetación cada vez más presente.

Si bien son “sólo” 5,6 kilómetros y un desnivel de 714 metros, este descenso no es apto para quienes sufran vértigo o no se encuentren en condición física apta para hacer deportes ya que recorrer tan poca distancia nos demandó poco más de cinco horas, nos agotamos y coleccionamos algunos golpes y arañazos.

El esfuerzo bien vale la pena porque las zonas que se atraviesan nos muestran la fuerza de la presencia volcánica en la zona, la vegetación que no para crecer pese a estar rodeada de piedras, los pequeños barrancos que nos podrían costar la vida si nos caemos por algunos de ellos o el agua que a veces va ganando terreno y tenemos que saltar o directamente mojarnos.

Es fundamental que antes de emprender el camino para descender el barranco de Masca tengamos en cuenta dos cosas: La primera es que no se aconseja para nada hacerlo en días lluviosos ya que el camino puede desaparecer y las piedras, al estar mojadas, se parecen a caminar sobre hielo. Lo otro que se debe tener en cuenta es que se aconseja subir a un barco y volver por agua al pueblo más cercano porque subir por el mismo sendero puede agotarnos por completo.

Entre ballenas y delfines

Después de cinco horas vimos al final del camino el mar azul. Caminamos más rápido y llegamos a una de las zonas más preciosas que he visto en mi vida: un agua cristalina que dejaba ver el fondo lleno de piedras y todo rodeado de altos acantilados y un sol fuerte que invitaba a darse un baño. Hasta allí sólo se llega caminando por los barrancos o en barco por lo cual su conservación es óptima.

Las ballenas piloto pasean junto a los barcos

Las ballenas piloto pasean junto a los barcos

Nosotros fuimos con un guía que no sólo nos explicó la geografía y naturaleza de la zona, sino que nos tenía preparado un barco donde comimos, algunas personas nadaron y después de ello nos metimos mar adentro para ver ballenas y delfines. Avanzamos sobre el agua a toda velocidad mientras las gaviotas nos seguían y nos detuvimos cuando comenzamos a ver las primeras “ballenas piloto” o también conocida como “calderón”.

Estos cetáceos se parecen mucho a los delfines (se los clasifica dentro de la familia de los Delphinidae) y también las encanta jugar, Nadaron junto al barco, cuando nos movíamos nos seguían y siempre estaban saliendo y acercándose a nosotros. Estaban casi al alcance de la mano y sólo nos faltó tocarlas para vivir uno de los momentos más preciosos de nuestro viaje a Tenerife.

 


Ver Descenso barranco Masca en un mapa más grande

 

Datos

Distancia: 5,6 kilómetros

Desnivel: 714 metros

Tiempo: 5 horas aproximadamente

Dificultad: media-alta

Recomendación: Volver en barco y no ir en días lluviosos.

 

[nggallery id=10]

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

1 Comentario

    Comenta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *