12 cosas que deberías saber antes de viajar a la India

Viajar a India - Consejos

Un país tan diferente como atractivo

Si me preguntaran hoy a qué sitio volvería no tardo ni un segundo en responder: India. Es tan ruidosa como bonita, es tan calurosa como atractiva, es tan diferente como inolvidable, es un país que no se parece a ninguno y aún muchos años después si me detengo a pensar qué fue lo que realmente me atrajo no lo puedo responder.

India es caótica, ruidosa, la comida pica con solo mirarla, los vendedores de lo que sea intentan venderte lo que sea usando las palabras que sea, pero aun así lo recuerdas con cariño, lo asumes como parte de la experiencia del viaje y al cabo de unas semanas no podrás vivir sin ello.

Si hoy pienso qué consejo le puedo dar a alguien que vaya a viajar a la India pasaría por alto recomendarle lo que viene en todas las guías y me enfocaría en aquello que te marca, que debes saber de antemano y que es poco probable que te lo encuentres en otro país.

 

El picante no tiene graduación

Vas a un restaurante y preguntas “¿eso pica mucho?” y el camarero te mira con cara de “estamos en India, chato así que prepárate para ponerte rojo” y sin dejarte pensar te recomienda otro plato que “pica menos” y te comienza a hablar de los picores medios y bajos. Al final te decides, pides tus platos y se te hace agua lo boca. Agua, justamente eso es lo que necesitarás porque resulta que lo que picaba poco te recuerda a la vez que te quemaste con la plancha y el de picor medio te podría convertir en un dragón de Khaleesi. No te preocupes, al cabo de unos cuantos días seguirás encontrando que la comida pica pero te va a gustar.

 

Los animales son libres

El primer día que estuve en Nueva Delhi me encontré con un grupo de vacas que paseaba por la calle y le hice infinidad de fotos. Al rato vi otros y de nuevo más fotos y así hasta que al segundo día me parecían tan familiares como el señor que empujaba un carro de frutas o la bicicleta que te pasaba rozándote los pies. Los animales viven en libertad y eso incluye perros, gatos, monos y vacas, entre otros. En la mayoría de los casos son muy buenos, pero ten cuidado porque sin que te lo esperes pueden salir corriendo en grupo y te aplastan como estuvo a punto de pasarnos en Varanasi.

Viajar a India - Consejos

Una vaca, descansando como la dueña del lugar

Los templos no son sitios turísticos

En el sur, en Goa, fui a una iglesia católica (es una zona donde el catolicismo está muy presente) y me encontré con turistas indios haciéndole fotos a las personas que estaban rezando el Ave María o el Padre Nuestro y me chocó mucho hasta que recordé que los turistas extranjeros hacían lo mismo con los templos hindúes o budistas. Con sus super cámaras de flashes potentes y trípodes largos convertían la oración en un atractivo turístico. Ve, mira y sé discreto, es una buena forma de respetar

 

Es ruidoso

Ya lo sé, ya lo dije y lo repito: es un país donde hay mucho ruido. India se parece a esos restaurantes donde en una mesa hablan alto, la mesa de al lado aumenta el volumen y al cabo de unos minutos es un barullo de gritos. Los coches y tuk-tuk no usan luces para indicar que van a girar; no hace falta si teniendo el claxon queda mucho más simpático. No sé cómo lo hacen pero no lo confunden con el que lo toca para que se aparte un perro ni el que saluda a su primo que acaba de cruzar por la esquina. Es toda una danza de ruidos en la calle a la que te acostumbras al cabo de un par de días.

[bctt tweet=»En India no hay graduación del picante. Todo pica y mucho!»]

Prepárate para ir al baño… muchas veces

Antes de viajar me he tomado todas las medicinas y me pinché para que no me dé nada raro. Miri hizo lo mismo y fuimos muy tranquilos porque estábamos protegidos. Hicimos caso de no beber agua de grifo, de lavarnos las manos y de respirar lo justo y necesario no sé cosa que nos entrara algo por la nariz. Nos metieron tanto miedo antes de ir que sólo nos faltaba el traje blanco de pies a cabeza para parecernos a los de CSI. Y, aunque no lo creáis, nos ha visitado una amiga inesperada llamada diarrea que nos llevó al baño tantas veces que por momentos no había de dónde sacar. Lo bueno es que no pasó nada y tal vez se deba a todos los cuidados que tuvimos. Mejor leete este post para saber qué vacunas y medicinas hacen faltala marca del papel higiénico la escoges tu.

 

La falta de limpieza es normal

Una de las cosas que me llamó la atención es que en muchos lugares la limpieza no era la prioridad, o tal vez sí pero a mi me parecía que no estaba lo suficientemente limpio todo. Es verdad que no he ido a hoteles cinco estrellas, ni cuatro, ni tres, ni… pero esperaba encontrarme con un sitio más normal. No sé cuál es el motivo de esto pero si vuelvo hoy iría con los mismos cuidados porque nunca sabes lo que te puedes llevar a la boca.

 

No pararán de acosarte para venderte algo

Tardé cinco días en aprenderlo, pero al final lo hice: si te cruzas la mirada con alguien en la calle te hablará. Te venderá algo, te dirá que conoce un sitio donde ir. te presentará a su tío el conductor de tuk-tuk o a la prima de la amiga del vecino que hace unas mantas bonitas. Sea lo que sea te perseguirá por varias calles hasta que salgas corriendo y lo dejes hablando solo. No he conocido vendedores más insistentes que los indios así que si no quieres que te insistan tanto mejor no cruzar las miradas, no hablarle, no decirle nada y, si puedes, debes hacer un gesto con la mano para que se aparte, ya sé que suena despectivo pero ellos mismos me han dicho que es la forma que entienden de que no quieres saber nada.

 

Si vas al sur todo cambia

Por tiempo, por familiaridad o por presupuesto la mayoría de los viajes que se hacen a India apuntan al norte en una ruta que va de Nueva Delhi a Varanasi pasando por el mítico Taj Mahal (o Majal, como prefieras) en Agra, pero si puedes deberías ir al sur. El paisaje agreste y seco se transforma en un verde frondoso, húmedo y con un ritmo mucho más calmado. En el sur hicieron acto de presencia los portugueses y se nota tanto su mano que por momentos me recordó cuando visitaba esos pueblitos pequeños de Brasil.

 

¿Supermercado? Olvídate de eso

No hay ni un solo supermercado. No lo busques. De verdad, no hay. Ahora que te quedó claro que no la hay te cuento que me hice una lista de cosas que quería comprar en un supermercado y terminé yendo a tienditas pequeñas donde, por suerte, tenían todo lo que necesitaba. Pensé que se trataba de ciudades no tan grandes (y eso que estaba en Delhi) y me esperé a estar en Bombay, un lugar con rascacielos como los neoyorkinos y chicas que visten Channel, pero no encontré. Si hay alguno estará escondido, será un supermercado subterráneo o lo habrán camuflado con un templo budista. Lo bueno es que las grandes cadenas no han metido la mano en eso y la gente puede seguir vendiendo sus productos.

 

Viajar a India - Consejos

Las calles son un caos encantador

 

En los trenes, relájate y descansa

Los trenes en India pueden ser lentos, algunos pueden ser calurosos y en todos te encontrarás con un montón de gente, pero son tus amigos. Si vas a recorrer grandes distancias para qué ir a un hotel si puedes contratar un viaje que en el que puedas dormir en una cama y levantarte al otro día. O bien puedes aprovechar para comprar un billete de un sector más económico y mezclarte con los locales. Si el tren se para, en medio de la nada, la gente baja a estirar las piernas y un mono te mira por la ventanilla con ganas de entrar, no te asustes, es parte del encanto. A nosotros nos encantó.

 

No seas tacaño

El precio fijo de las cosas es, aunque no lo creamos, algo relativamente nuevo en el mundo. En muchos países no tiene ni 100 años y antes de eso todos los precios se negociaban. El vendedor decía un precio, el comprador regateaba y así se peleaban hasta que llegaban a un acuerdo. En India eso se sigue haciendo y yo creo que a los vendedores les encanta, es como una especie de juego. Bueno, resulta que a veces a nosotros también nos puede encantar y podemos llegar a regatear tanto que nos olvidamos que un viaje en un rickshaw cuesta sudo a quien pedalea y no podemos pagarle miserables moneditas.

 

Disfruta

Si hoy viajara a India por primera vez este es el mejor consejo que me podrían dar. Me gustaría que alguien se acerque y me diga que me lo pasaré muy bien, que será una experiencia que, literalmente, será inolvidable, que voy a pensar en volver todos los años, que el choque cultural será inmenso. Me gustaría que me dijeran que me deje llevar, que me deje transportar y que todo fluye. Disfruta; déjate llevar; no cuestiones y abre mucho los ojos, los oídos y, sobre todo, la mente.

Viajar a India - Consejos

Los trenes pueden ser tus amigos

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 4,60 de 5)
Cargando…

13 Comentarios.

  1. La India es un país que me gustaria viajar por la cultura y la espiritualidad que tienen, por lo que he podio leer y ver en documentales som personas que necesitan poco para vivir y podemos aprender mucho de ellos

  2. hola! en unos 15 días viajaré a INDIA por primera vez desde Argentina. Te agradezco de corazón tus consejos sinceros, claros, amenos. un abrazo! Roxana

    1. Roxana

      No sabes cuánto me alegro que te hayan gustado y que sobre todo te hayan sido de mucha utilidad.

      Disfruta India y date el gusto de pensar que es un mundo diferente ;)

    2. Hola Roxana, estoy planeando un viaje a la India y leo opiniones tan contradictorias que me dejan grandes dudas, y estoy tratando de convencer a mi esposa, y tengo temor a que sea un viaje poco placentero y carente de interés. Ley en tu post que estabas próximo tu viaje. Si ya regresaste te agradecería me cuentes un poco tu experiencia y opinión. Saludos Mario

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *