El día que cruzamos el río más ancho del mundo

El río más ancho del mundo
Un premio al que ve la otra orilla

Sudamérica tiene sitios grandes: la avenida más ancha del mundo, la montaña más alta de toda América y el río más ancho del planeta, una lengua de agua que es tan grande que para cruzarlo en barco se tarda una hora y en avión 20 minutos.

A punto de cruzar el río más ancho del mundo

Yo en el avión lápiz

Cuando fuimos a Buenos Aires el año pasado hicimos escala en Montevideo y después de allí cogimos un avión (al que apodamos “avión lápiz” por su forma alargada) para pasar por arriba del Río de la Plata y tardó exactamente 28 minutos desde que despegó hasta que aterrizó en la capital argentina. Desde arriba se puede ver cómo el mar se termina a las puertas de las dos capitales y de allí para adentro hay una franja de agua marrón casi tan ancha como larga.

La segunda vez que cruzamos el río también lo hicimos saliendo desde Montevideo (sí, dimos una vuelta bastante grande) pero esta vez nos metimos en un ferry. En la capital uruguaya se pueden contratar diversos tipos de viajes en barco. El más caro es uno que va directamente desde la ciudad hasta Buenos Aires, otro más barato por el que optamos (aunque 30 euros por cabeza no deja de ser caro) sale desde Colonia de Sacramento, un pueblito a las afueras al que te llevan en bus durante dos horas y te meten directamente en el puerto.

Por adentro el barco no era lo que me esperaba. Yo quería sacar la cabeza por la ventanilla o ir afuera para sentir el airecito, pero nada de eso pasó: había tres filas de cinco asientos cada una y una especie de tienda libre de impuestos con luces de casinos. En una segunda planta los asientos eran más cómodos y las vistas mejores, pero claro, para eso tendríamos que haber pagado primera clase y aunque no pudimos disfrutar el paseo desde allí, nuestros 60 minutos navegando el río más ancho del mundo no nos lo quita nadie.

Atravesando el río más ancho del mundo

El barco que parece casino

Un Comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *