Qué ver en Nueva York en una semana

No lo vamos a negar: es un gran reto conocer la ciudad de Nueva York en una semana, hay tantas cosas por las cuales puedes empezar que sin un guía especializado o sin las indicaciones y consejos de quienes ya han viajado a este lugar todo recorrido puede resultar incompleto.

Viajar a Nueva York

Para muchas personas es un sueño conocer la ciudad de Nueva York. La Gran manzana es una de las atracciones mundiales más cotizadas debido a su arquitectura, a sus costumbres y a su cultura en las cuales los viajeros pueden disfrutar de infinidad de atracciones y de lugares a los cuales visitar, para sentirse en otro planeta, ya que así, podía considerarse a esta cosmopolita.

Ya hemos leído todo sobre Nueva York, ya visitamos la web del ayuntamiento para no perdernos de lo último y ya tenemos nuestra visa ESTA preparada para la visita. Pero nos falta lo más importante: la preparación de cada uno de los días.

Nueva York es de esas ciudades donde no quieres dejar nada sin visitar y todo lo que puedas ver significará una enorme experiencia completamente inolvidable que vas a querer compartir con todo el que te pregunte. Volverás tan entusiasmado que no será una locura que quieras volver pronto. Eso no sería raro si pensamos que es una de las ciudades más visitadas en todo el planeta.

Todo suena muy bonito, inolvidable e increíble, pero seguro que en algún momento pensaréis ¿Por dónde comienzo? Tranquilos porque si no sabéis muy bien qué hacer o hacia dónde ir nosotros hicimos el trabajo por ti y te diremos qué hacer o ver de Nueva York en una semana.

Cuando visitamos una ciudad nosotros tratamos de no perdernos nada. Apretamos las horas y tratamos de abarcar todo lo posible. Pero como sabemos que no todo el mundo viaja con el mismo ritmo hemos preparado una lista de los sitios que no te puedes perder distribuidos en siete días para que cada jornada veas, al menos, un atractivo diferente.

Planes para Nueva York en una semana

Día 1: Uno de los sitios más emblemáticos de la ciudad de Nueva York, es el Central Park, en el cual podréis disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor, de los transeúntes, de paisajes en los cuales podréis llenaros de energía, disfrutando de un precioso paseo, aunque lo aconsejable es hacerlo durante las horas del día o en zonas iluminadas si es por la noche.

Día 2: No podéis olvidar el gran Empire State, uno de los edificios más altos y populares que forma parte de la identidad de ésta enorme ciudad. Este edificio, es una de las atracciones que más visitan los turistas por ser todo un símbolo, porque su iluminación es cautivante porque su arquitectura es atractiva y, fundamentalmente, porque las vistas desde su azotea son una postal imborrable.

Día 3: Estar una semana en Nueva York, significa una constante distracción, un disfrute y una aventura. Además de lo que hayáis podido imaginar o colocar en vuestra lista podéis disfrutar del Time Square. En esta avenida, podréis sentiros dentro de una película. Sus luces, su imagen de calle iluminada y sus imponentes anuncios publicitarios los reconoces por haberlos visto en la televisión o en el cine tantas veces.

Día 4: La clásica visita a la Estatua de la Libertad. Todo lo bueno se hace esperar y como tal llega al cuarto día. Se trata de un gran emblema de la ciudad de Nueva York, forma parte de la historia de la declaración de la independencia, podéis disfrutar de este monumento con abordar un maravilloso ferry y dar un paseo por la hermosa isla donde se encuentra ubicada la estatua.

Día 5: También podéis visitar los clásicos museos que adornan la historia de esta bella ciudad. De esta manera conocer la historia del lugar, el desarrollo evolutivo y fechas importantes que se consideran parte de la cotidianidad de los ciudadanos es todo un placer con el que no se aburren pequeños ni adultos.

Día 6: No podéis olvidar las hermosas calles de Nueva York, la muy conocida Quinta Avenida. Imposible dejar de lado una de las avenidas más visitadas por los viajeros que a diario llegan a los Estados Unidos. En ella podéis disfrutar de muchas cosas características de la ciudad como negocios famosos, restaurantes con comida de todo el mundo, la famosa Apple Store, entre otros.

Día 7: Sería un pecado dejar de lado el maravilloso Puente de Brooklyn. Además de contar con una hermosa iluminación por las noches, sus casi dos kilómetros de recorrido es una invitación a aquellos que quieran dar un paseo ya sea que vayas caminando, en bicicleta o en coche.

Además de estos sitios tan populares, conocer Nueva York en una semana, podría resultar algo difícil si queremos abarcar todo. Hay demasiados lugares a los cuales podéis ir aparte de los clásicos sitios turísticos que frecuentan la mayoría de los visitantes.

Disfrutar de Nueva York en una semana, puede convertirse en una de las mejores experiencias de nuestra vida, y aunque necesitaréis muchas horas para ver todo, no olvidéis que pasear es lo más importante, ver cada sitio por el que pases como si fuera único es lo especial y no olvidar que, siempre se puede volver.

Quieres saber más sobre Nueva York?

Suscríbete a nuestro boletín

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *